Jump to content
Star Party de Espacio Profundo - 10, 11 y 12 de Agosto Leer más... ×
Astronomia - Espacio Profundo
  • Registrarme
Conéctate para seguir esto  
sergit

M 31, la Galaxia de Andromeda

Recommended Posts

sergit

Hola amigos y amigas.

Esta época del año, mediados de otoño en el hemisferio norte y mediados de primavera en el hemisferio sur, es la mas favorable para la observación de uno de los objetos más interesantes del firmamento, M 31, la Galaxia de Andromeda, el objeto más lejano (dos millones y medio de años-luz) que podemos ver a simple vista.

1_M_31_hubble.jpg

subir fotos online

Localizarla es muy sencillo por poco que conozcamos el cielo. A primeras horas de una noche de octubre o noviembre veremos en lo alto del cielo el gran cuadrado de Pegaso, en realidad un triangulo pues la estrella de la esquina NE es la Alfa And (Alpheratz), más hacia el este esta la Beta And (Mirach) y luego la Gamma And (Almach), esta última una preciosa doble de colores contrastados: anaranjado y azul. Las tres estrellas, brillantes de la 2ª magnitud, están casi perfectamente alineadas de Oeste a Este. Desde la Beta And (Mirach) nos dirigimos hacia el NO unos 3º (aproximadamente seis veces el diámetro aparente de la Luna) veremos una estrella de la 4ª magnitud, la Mu And, y siguiendo la misma dirección otros 2º la Nu And algo más débil. A apenas 1º al NO de esta última distinguiremos, si tenemos un cielo medianamente oscuro, una nubecilla borrosa, es la M 31, la Galaxia de Andromeda.

Con unos simples prismáticos ya resulta un espectáculo, una gran nube elíptica alargada de NE a SO, brillante en el centro y que poco a poco se va difuminando hasta perderse en la negrura del cielo. Con un telescopio al principio puede resultar algo decepcionante, pero si el cielo es suficientemente oscuro y tenemos llevamos rato con la vista acostumbrada a la oscuridad podremos empezar a ver detalles. En el centro podremos distinguir el núcleo, pequeño y brillante, rodándolo el bulbo de forma ovalada y más allá empezamos a distinguir las espiras. Por desgracia la M 31 esta muy poco inclinada respecto a nuestra visual, eso dificulta ver su estructura y observando con un telescopio medio solo podemos ver bandas de absorción al NO del bulbo que nos permiten adivinar la estructura espiral. También podemos ver una condensación en una de sus espiras, es NGC 206, un gran cúmulo abierto. También resultan claramente visibles, incluso con pequeños telescopios, las dos galaxias satélites: M 32, circular, pequeña, brillante, definida y pegada al limbo SO de M 31; y M 110 o NGC 205, bastante mayor, elíptica, difusa y al NO de M 31.

La fotografía, incluso con pequeños telescopios de aficionado, da mucho más de si, por de pronto la estructura espiral se hace evidente, el núcleo queda mucho mejor definido, el cúmulo NGC 206 destaca en las espiras lo mismo que otras condensaciones de un color rojo que señalan nebulosas de emisión. Estas dos fotografías, realizadas con refractores de solo 80 mm de diámetro. La ventaja de utilizar estos refractores, aparte de su calidad óptica, es que sus cortas distancias focales, generalmente de 500 a 600 mm, permiten fotografiar entera la M 31.

Con telescopios de mayor abertura y focal es posible registrar más detalles sin embargo hay un inconveniente, la M 31 no cabe entera en el sensor de la cámara por lo que es necesario realizar mosaicos. Con grandes telescopios pueden fotografiarse detalles concretos, cúmulos, nebulosas de emisión... Lo más interesante es el núcleo, miles de millones de estrellas apelotonadas y un gigantesco agujero negro en el centro.

El descubrimiento de que M 31 es una galaxia como nuestra Vía Láctea apenas tiene un siglo de antigüedad. Hasta entonces se creía que nuestra galaxia era todo el Universo y que M 31 era una nebulosa gaseosa y quizás, dada su forma espiral, un sistema solar en formación. Esta idea empezó a resquebrajarse cuando en 1885 apareció una nueva estrella, la S And cerca del núcleo de M 31, casi tan brillante como toda la nebulosa. Al principio se pensó que era una nova y cuando en 1901 apareció la Nova Persei, lo bastante cercana como para medir su distancia trigonometricamente, por comparación se estableció que la distancia de M 31 era de unos 1500 años-luz, sin embargo fueron apareciendo otras estrellas nuevas en M 31, mucho más débiles que la S And. El número de novas era elevado, una docena en pocos años, por lo que era evidente que M 31 estaba formada por un gran número de estrellas, además también se dedujo que S And era un tipo especial de nova, una supernova, mucho más brillante que las novas corrientes.

Del brillo de las novas corrientes aparecidas en M 31 se dedujo que M 31 debía estar a cientos de miles de años-luz de nosotros, por tanto no podía formar parte de nuestra galaxia. Sin embargo no se sabía lo suficiente sobre las novas para afirmarlo con seguridad, por fortuna había otro medio para averiguar la distancia, las variables cefeidas. Las cefeidas son un tipo especial de estrella variable cuyo periodo esta estrechamente ligado a su luminosidad absoluta, contra mayor es el periodo mayor es la luminosidad. El descubrimiento se debe a Henrietta Leavitt que estudió las cefeidas de la Pequeña nube de Magallanes en la primera década del siglo XX.

En 1923 Edwin Hubble identificó una cefeida en M 31 con el mayor telescopio en aquel entonces, el de "Mount Wilson", cuyo espejo mide 100" (dos metros y medio) de diámetro. De su estudio concluyo que M 31 estaba a alrededor de 800.000 años-luz de distancia, por tanto no cabía ninguna duda de que era otra galaxia. Posteriores estudios realizados por Walter Baade durante la II Guerra Mundial, aprovechando que la cercana ciudad de Los Ángeles estaba oscurecida para dificultar ataques japoneses, detectaron que habían dos poblaciones diferentes de estrellas y la distancia a M 31 se triplico.

Hoy en día se calcula que la distancia que nos separa de M 31 es de dos millones y medio de años-luz. Sin embargo esa distancia va disminuyendo con el tiempo y en el futuro es muy posible que la Vía Láctea y la Galaxia de Andromeda se fusionen. La velocidad con que un cuerpo se aleja o se acerca de nosotros se puede medir mediante el llamado "Efecto Doppler". El caso más típico es el del sonido, seguro que todos lo hemos experimentado alguna vez, por ejemplo en una estación de tren, cuando el tren se acerca el sonido es agudo, al pasar ante nosotros el tono cambia bruscamente y al alejarse se hace más grave, lo mismo pasa con la luz. Gracias al efecto Doppler sabemos que M 31 se acerca a nosotros y que dentro de unos pocos miles de millones de años se fusionaran.

Os dejo el enlace al artículo de mi blog, en el, además de un gran número de ilustraciones adecuadas, hay un buen número de enlaces en donde ampliar información.

http://sergitorrentsgonzalez.blogspot.c ... da_30.html

Espero que sea de vuestro interés.

Saludos.

Sergi.

Editado por Invitado

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
Carlos_sm

Sin dudas, una de las galaxias mas hermosas del firmamento.

Saludos Sergit !

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
sergit

Cierto Carlos, una de las más hermosas y más interesantes, aunque desde tu latitud queda a poca altura y no puedes disfrutarla al 100% como lo hacemos los que vivimos en España que la vemos pasar por el cenit.

Saludos.

Sergi.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
JorgeLuis 114

Excelente sergit, muy buena información a mi latitud 10°N Por acá por venezuela ya he tenido la oportunidad de observarla con mis instrumentos a saber : binocular 10x70, el firstscope 76/300 asi como con mi tubo 114/900, sin mucho detalle pero si su nucleo brillante y su forma ovalada, facil con el starhopping descrito, es uno de los messier en mi cuenta jeje y estoy en un cielo suburbano de contaminacion luminica media, pero bueno conforme de tener en mi lista de observacion a ésta galaxia próxima a un encuentro con la nuestra !!! saludos

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
sergit

Gracias Jorge, me alegro de que te haya parecido interesante.

En cuanto puedas coge el 114/900 y vete a un cielo bien oscuro, ya verás que cambio, con tu latitud de 10º norte y en esta época del año puedes verla a buena altura sobre el horizonte, a unos 70º. Naturalmente si puedes hacerte con un telescopio de mayor abertura, un 6" por ejemplo, aún será mucho mejor. Aunque con M 31 el gran cambio viene en cuanto se utilizan telescopios de 8" o más, con un cielo con poca contaminación lumínica la banda de absorción más cercana al núcleo se percibe con claridad, lo mismo que el cúmulo abierto NGC 206.

Saludos.

Sergi.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión
Conéctate para seguir esto  

×