Guillermo

Marte del 16 de julio

11 posts en este tema

Hola amigos, comparto con ustedes otra imagen de Marte, en una noche con mucha luna pero con buen seeing, y sin nada de viento, por suerte. Está obtenida con la QHY, esta vez usé de luminancia el canal R. Los videos para cada canal fueron de 8 minutos cada uno. No pude hacer desrotación con Winjupos, seguramente el problema estuvo en la hora de cada video, que no ingresé con la exactitud necesaria. Veremos la próxima. Saludos!

 

 

Marte RRGB.jpg

Editado por Guillermo
había subido una foto en .tif y no la abría
A 7 personas les gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Salió muy buena. 

Saludos.

Carlos.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Guille: felicitaciones esta muy buena la imagen, no lo había visto antes este post.

 

Editado por Néstor Ortega

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Néstor y Rodrigo, muchas gracias!

Saludos

A 1 persona le gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

 

On 19/7/2016 at 17:15, Guillermo dijo:

Hola amigos, comparto con ustedes otra imagen de Marte, en una noche con mucha luna pero con buen seeing, y sin nada de viento, por suerte. Está obtenida con la QHY, esta vez usé de luminancia el canal R. Los videos para cada canal fueron de 8 minutos cada uno. No pude hacer desrotación con Winjupos, seguramente el problema estuvo en la hora de cada video, que no ingresé con la exactitud necesaria. Veremos la próxima. Saludos!

 

 

Marte RRGB.jpg

 

firmas autografos?

 

A 2 personas les gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Jajajaja ojalá los mereciera, gracias Fernando!  

Saludos

 

 

 

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.


Iniciar Sesión

  • Contenido Similar

    • Por clear
      Amigos, les dejo una tabla donde se puede observar el periodo de conjuncion y oposicion de marte, jupiter, y saturno, para saber exactamente a que tirarle y cuando para obtener unas buenas tomas.
       
      -
       
      Marte
       
       

       
      -
       
      Jupiter
       

       
      -
       
      Saturno
       

       
       
      -
       
       
      Saludos!
       
       
    • Por RenaTroFi
      Hola compañeros! Hace un rato leí un comentario de Clear en un post del foro de astronáutica, que me hizo acordar de este trabajo práctico para la escuela que hicimos con un amigo el año pasado. La segunda mitad del trabajo trata sobre la humanidad alcanzando (o no) la prosperidad en el Universo. Lo comparto en este foro por si alguno está interesado en leerlo. Al que le interese unicamente la parte "espacial" comience a leer desde "Teoría de Olduvai". 
       
      La sociedad del consumo
       
      Vivimos en una sociedad cada vez más consumista. El ser humano consume más y más recursos sin ser consciente, no solo del impacto ambiental, sino también que estos recursos no son infinitos. Sumo a esto, cada año la población humana crece a pasos agigantados, lo que nos lleva a la siguiente pregunta: ¿Podremos seguir a este ritmo de consumo?.
       
      La analogía de la Isla de Pascua
       
      Existe una isla situada en el océano Pacifico sur llamada “isla de pascua”.
      Es una isla ubicada a 3700 km de la costa de Chile, lo suficiente para que sus primeros pobladores estén muy aislados de la civilización.
      No es nada seguro, pero se estima que los primeros pobladores llegaron a la isla alrededor de los años 400 y 1200.
      Gracias a que la isla contaba con bastante cantidad de recursos, los antiguos habitantes pascuenses pudieron asentarse sin problemas y formar una próspera civilización con un gran desarrollo tecnológico para ese momento.
      Todo parecía ir bien hasta que en los siglos XV y XVIII la población de la isla sufrió una crisis de sobrepoblación. Los recursos ya no eran suficientes, lo que genero un conflicto social y guerras entre las tribus. Los nativos padecieron hambre debido a la escasez de alimentos y comenzaron a vivir en cuevas para protegerse de las incursiones de grupos enemigos, que en ocasiones se realizaban con el objeto de practicar el canibalismo.
      Cuando los exploradores europeos llegaron a la isla se encontraron con la mayoría de nativos muertos y otros mal heridos y hambrientos.
       
      Un futuro no muy lejano
       
      Lo que paso en la isla de pascua es un gran ejemplo de lo que le puede pasar al ser humano en un futuro no muy lejano.
      Debido a la gran población mundial y el expandido sistema capitalista, los recursos naturales son agotados a ritmos cada vez más agigantados.
      La gran demanda de recursos como el petróleo, genera que las empresas, en pos de su propio beneficio económico, busquen cada vez más explotar las reservas de este imprescindible recurso a mayor escala, generando así una inmensa cantidad de emisiones de carbono a la atmosfera la cual conlleva a un aumento de temperatura en la tierra.
      Este efecto muy bien conocido por todos se llama calentamiento global y genera graves problemas ambientales y sociales de los cuales estas empresas están muy conscientes pero deciden no prestarles atención debido a que prefieren su beneficio económico.
      La codicia y poca humanidad de estas empresas es tal que, con el propósito de llenarse de dinero, aprovechan explotar las reservas situadas en países pobres, con poco desarrollo y muchos problemas sociales ya que estos no tienen los recursos para hacerlo y se someten a la contaminación que genera la empresa en su territorio.
       
      Gases en exceso
       
      El clima siempre ha variado, es dinámico, no permanece estable y siempre se han presentado cambios en él. El problema del cambio climático es que en el último siglo el ritmo de estas variaciones se ha acelerado mucho, y la tendencia es que esta aceleración va a ser exponencial si no se toman medidas que lo controlen. El ritmo desbocado de esta modificación climática tendrá como consecuencia grandes alteraciones físicas, como la elevación del nivel del mar, enormes deterioros ambientales y serias amenazas para la humanidad, así como extensión de enfermedades, daños por acontecimientos climáticos violentos, pérdida de cosechas, disminución de los recursos hídricos, entre otros problemas. El nivel de emisiones de dióxido de carbono (CO2) ha aumentado un 31%; el metano (CH4) se ha incrementado un 145% y el óxido nitroso(N2O) un 15%. Se sabe que las concentraciones de dióxido de carbono (CO2) en la atmósfera en la actualidad superan las alcanzadas en el último medio millón de años, y probablemente en los últimos 20 millones de años. Además, la atmósfera está recibiendo otros gases que no existían: Clorofluorcarbonados y compuestos perfluorados.
       
      Refugiados ambientales
       
      Como consecuencia de estas problemáticas surgen los refugiados ambientales.
      La denominación  Emigrante Medioambiental o Refugiado Medioambiental alude a la población que se ve obligada a migrar o ser evacuados de su región de origen por cambios rápidos o a largo plazo de su hábitat local, lo cual incluye sequías, desertificación, la subida del nivel del mar, o fenómenos climáticos de temporada como el monzón. La migración medioambiental ha aumentado, en la primera década del siglo XXI convirtiéndose en tema de preocupación de los responsables políticos, científicos sociales y ambientales, los cuales están realizando un intento de conceptualizar las posibles ramificaciones sociales del cambio climático y en general del Impacto ambiental.
       
      El shock del petróleo
       
      Más allá de los problemas ambientales que pueda generar, el petróleo se ha vuelto indispensable para el ser humano ya que nos simplificó enormemente la vida con sus derivados y utilidades prácticas, pero, ¿Qué pasara cuando se acabe?.
      ¿Por qué imaginar un mundo sin petróleo si todavía quedan alrededor de 1 billón 200 mil millones de barriles en el planeta? La razón es sencilla: a pesar de que todavía queda un poco más de la mitad del petróleo convencional que la naturaleza creó en eras geológicas anteriores, éste va a ser cada vez más difícil y caro de extraer porque el petróleo fácil y barato de producir ya se consumió.
      Actualmente se descubre sólo un barril de petróleo por cada cinco que se consumen a nivel mundial
      A este fenómeno se le conoce como pico de producción del petróleo, un término ideado por el geofísico estadunidense M. King Hubbert, quien encontró que la extracción petrolera se puede graficar como una campana (donde la base representa los años y la altura, la producción petrolera). Cuando ya se ha extraído la mitad del petróleo, se ha llegado al punto más alto de producción (la cúspide de la campana) y pronto comienza un irremediable declive.
      Al ritmo en que se consumió petróleo mundialmente en 2004 (cerca de 29 mil 300 millones de barriles) nos acabaríamos lo que queda en menos de 40 años.
      Aproximadamente, 62% del petróleo que queda en el mundo se localiza en el Medio Oriente, siendo Arabia Saudita el país con las mayores reservas (262 mil millones de barriles). Sin embargo, algunos expertos como Mathew R. Simmons, consultor petrolero y autor del libro Crepúsculo en el desierto, el shock del petróleo que viene y la economía mundial, consideran que ese título le correspondería a Irak (115 mil millones de barriles) debido a que las reservas Saudíes son en realidad mucho menores a las que reportan.
      Como bien lo demuestra la invasión a Irak, el control de las reservas restantes es cuestión de vida o muerte no sólo para el imperio estadunidense, sino para toda la humanidad. Los sistemas financieros y económicos del mundo moderno están basados en el crecimiento perpetuo. Se nos hace normal que la economía crezca al menos en un 3% cada año, lo que conlleva a duplicar la demanda de recursos cada 23 años.
      Todo esto nos lleva a la siguiente pregunta, ¿Le pasara al ser humano lo mismo que le paso a los primeros habitantes de la isla de pascua?, ¿Existe la posibilidad de que en un futuro no muy lejano los seres humanos empiecen una guerra por los pocos recursos de la Tierra dejando de lado la humanidad, los buenos valores, el sentido común?  Podría ser, pero Aunque todo esto suena muy catastrófico y pesimista, entre más ignoremos este gigantesco asunto estaremos perdiendo preciado tiempo para empezar a tomar medidas drásticas que, literalmente, podrían salvar millones de vidas. Es fundamental que tomemos conciencia de la gravedad de la situación y comencemos a conservar energía, a invertir en alternativas renovables y, sobre todo, que empecemos a cambiar el actual paradigma egocéntrico y consumista por uno más "ecocéntrico" y sustentable. En términos históricos es irrelevante si el pico del petróleo ya está aquí o si faltan 10 o 30 años, pues a estas alturas la única solución verdadera ante la inminente crisis energética que se aproxima es un cambio de mentalidad, una especie de revolución cultural a nivel planetario, una evolución de la conciencia humana.
       
      Teoría de Olduvai
       
      La teoría de Olduvai establece que la civilización industrial actual tendría una duración máxima de cien años debido al consumo excesivo de recursos naturales, contados a partir de 1930. De 2030 en adelante, la humanidad iría poco a poco regresando a niveles de civilización comparables a otros anteriormente vividos, culminando dentro de unos mil años (3000 d. C.) en una cultura basada en la caza, tal y como existía en la Tierra hace tres millones de años.
      Como se puede observar, según la teoría,  solo quedan 14 años para el inicio del declive del petróleo. Puede que no sea algo exacto, y puede que queden muchos años más, pero ese momento va a llegar, y será mejor que estemos preparados.
      Hoy en día, no manejamos ningún tipo de fuente de energía comparable a la producida por los combustibles fósiles. Recién estamos empezando a poner en marcha la fusión nuclear. No sabemos si algún día podremos hacerlo de forma eficiente y a gran escala. Lamentablemente, esa es la única forma de energía viable a largo plazo que conocemos.
       
      Somos capaces de ir al espacio
       
      Vivimos en una era privilegiada, y una de sus principales características es nuestra posibilidad de viajar al espacio. La ventana al espacio se abrió el 4 de Octubre de 1957, con el lanzamiento del Sputnik 1, primer satélite artificial, por parte de la Unión Soviética.
      Muchos coinciden en que el mayor logro de la humanidad fue la llegada del hombre a la Luna, el 21 de Julio de 1969, acompañada de las siguientes palabras: “Un pequeño paso para un hombre, un gran salto para la humanidad”
      Puede que haya sido un pequeño paso para un hombre pero, ¿Realmente fue un gran salto para la humanidad?
      Las palabras de Neil Armstrong pueden ser erróneas, ya que de nada habría servido si el primer ser vivo que pisó tierra firme se hubiera vuelto al mar. El verdadero gran paso se hizo cuando ese ser vivo no se volvió al mar, sino que siguió viviendo en tierra firme.
      Es hora de que hagamos el verdadero gran paso, no una pisada, no salgamos un momento al espacio como en las misiones Apollo. Tenemos que quedarnos ahí, y Marte es el lugar por donde empezar.
      Acá entra en juego la teoría de Olduvai, ya que una consecuencia de ella es el cierre de la ventana al espacio, y realmente no sabemos cuánto puede durar abierta. Hay que aprovechar que aún contamos con el tan preciado petróleo.
      La vida inteligente en la tierra está todo el tiempo amenazada, ya sea por grandes catástrofes naturales, pandemias, guerras nucleares, asteroides, entre otras cosas, y por eso es muy importante hacer una “copia de seguridad” de la vida.  
      Una colonia en Marte es el primer paso, y actualmente tenemos la tecnología, recursos y mentes capacitadas para hacerlo. De hecho, está planeado que los seres humanos pisen el planeta rojo alrededor del año 2030. Eso constituiría la “copia de seguridad” de la vida por el momento.
       
       
      La salvación de la vida llega gracias a los humanos
       
      El objetivo final de la exploración espacial es extender la vida por todo el Universo, y Marte no nos sirve para eso. De hecho, ningún planeta del Sistema Solar nos sirve.
      Anteriormente, dijimos que una colonia humana en Marte protegería a la vida en caso de que ocurra una catástrofe en la tierra, pero está lejos de salvarla completamente.
      Nuestro Sol es una estrella, como muchas otras, una bola de plasma. Cerca de tres cuartas partes de la masa del Sol constan de hidrógeno; el resto es principalmente helio, con cantidades mucho más pequeñas de otros elementos, incluyendo el oxígeno, carbono, neón y hierro. Se formó hace aproximadamente 4600 millones de años.
      Como la mayoría de las estrellas, en su núcleo se produce la fusión nuclear de Hidrógeno para que se forme Helio. Esto, a su vez, hace que el Sol se mantenga estable, ya que la fuerza gravitacional que haría que se colapse sobre sí mismo, es compensada por la energía liberada en dicha reacción.
      El Hidrógeno es el combustible del Sol, pero no es infinito. Es así, que a nuestra estrella le quedan 5 mil millones de años de combustible. Luego de ese período, y cuando el Hidrógeno esté agotado, se empezará a fusionar Helio en el núcleo, lo que hará que el Sol se hinche de forma acelerada pudiendo llegar hasta la órbita de la tierra.
      El aumento de volumen del Sol ya está ocurriendo actualmente, y en 600 millones de años la vida inteligente ya no podrá vivir en la Tierra debido a las altas temperaturas. En 2000 millones de años cualquier rastro de vida en el planeta será eliminado.
      Es por esto que una colonia humana en Marte salvaría la vida solo por el momento. Si no encontramos la forma de salir del sistema solar, de hacer el viaje interestelar, la vida como la conocemos está condenada a morir.
      De todas las especies conocidas, el Ser Humano es el único capaz de lograrlo, y es por eso que si la vida se salva, es gracias a nosotros.  
       
      El Sueño Interestelar
       
      Si el objetivo final es salvar la vida, ya vimos que el Sistema Solar no es una opción. Necesitamos llegar a otras estrellas, hacer el viaje interestelar.
      La estrella más cercana al Sol es Próxima Centauri, ubicada a 4 años luz. Un año luz es la distancia que recorre la luz en un año. La luz viaja a 300000 km/s.
      Por lo tanto, si fuéramos capaces de viajar a la velocidad de la luz tardaríamos 4 años en llegar a Próxima Centauri. El problema es que no lo somos. La velocidad máxima que alcanzó un invento humano es de 17 km/s, lo que es un 0,0057 % de la velocidad de la luz. Dicho invento es la sonda Voyager 1 que abandonará el Sistema Solar dentro de 30000 años.
      El hecho de que aún no podamos viajar a la velocidad de la luz representa el menor de los problemas, ya que se asume que algún día lo haremos. El verdadero problema es que en Próxima Centauri apenas hay un solo planeta orbitando, y totalmente inerte. Tampoco hay estrellas con planetas habitables a 10 años luz, 20 o 50.
      El planeta habitable más parecido a la Tierra, llamado Kepler- 186f, se encuentra orbitando una estrella a 500 años luz del Sol. En conclusión, aún pudiendo viajar a la velocidad de la luz, tardaríamos 500 años en llegar al planeta habitable más cercano.
      El sueño interestelar parece algo totalmente imposible, y de hecho puede que lo sea. Aún así, existen singularidades espacio-temporales, (Agujeros negros, agujeros de gusano, etc), energía negativa, antimateria, y muchas otras cosas que los científicos están empezando a conocer y que arrojan luz sobre el tema. Cada vez estamos más cerca de la ecuación maestra, de la teoría del todo (Que parece ser la de cuerdas), que unificará la relatividad con la mecánica cuántica. Una vez hecho esto, se puede decir que sabremos el código del Universo, y por fin nos daremos cuenta si el sueño interestelar se puede hacer realidad o si, en efecto, es solo eso, un sueño.
       
       
      Nuestra Situación Actual  
       
      La especie humana es sin duda la más avanzada del planeta Tierra. Tenemos la escritura, amplios idiomas para comunicarnos, sistemas económicos, ciencia, tecnología y sabemos aprovechar y producir energía (en realidad la transformamos).
      Llegamos hasta donde estamos hoy luego de muchos años de evolución. Aún así, todavía conservamos rasgos y actitudes primitivas. Esto se ve reflejado principalmente en las guerras, pero no es lo único. La sociedad actual tiene un pensamiento muy egoísta, cada gobierno tiene intereses propios, buscan enriquecerse, generar consumo, controlar a la gente. Esto se evidencia en la población. Ya no nos importa cooperar con los demás para alcanzar objetivos comunes, sino el crecimiento personal. Esta ideología capitalista fue disparada con la explotación de los combustibles fósiles, la petroquímica. Desde entonces, esta ha sido prácticamente nuestra única fuente de energía y uno de los recursos más preciados.
      En nombre del progreso y la prosperidad se ha ido deteriorando cada vez más el ambiente hasta el punto en que estamos hoy, en situación de alarma. Es hora de que empecemos a buscar energías limpias y renovables, y para esto solo hace falta levantar la vista al cielo, hacia nuestra estrella. Desde el Sol llegan a la Tierra 10^16 vatios de energía, lista para ser aprovechada.
       
      En los años 60, el físico ruso Nikolai Kardashev introdujo por primera vez una categorización para civilizaciones, asignándoles tipo 1, 2 y 3, según la cantidad de energía que sean capaces de aprovechar.
       
      Una civilización de tipo 1 es capaz de aprovechar toda la energía disponible en su planeta.
       
      A día de hoy, los humanos somos una civilización de tipo 0.7, y como se puede apreciar, tenemos el potencial para alcanzar el tipo 1.
       
      Rumbo a la civilización de tipo 1
       
      La humanidad es bastante primitiva, pero podemos cambiar la mentalidad. Debemos empezar a pensar como especie, no como individuos o naciones.
      La contaminación debe abordarse cada vez más a escala planetaria. Los gases de invernadero, la lluvia ácida, la quema de selvas tropicales, y todo este tipo de problemas no respetan las fronteras nacionales, y debe haber presión de las naciones vecinas contra los infractores para que reparen el daño causado. Los problemas ambientales globales tienen que ayudar a acelerar soluciones globales.
      Las ideas de dominar otros pueblos y controlar mercados o regiones geográficas deben cambiarse por ideas de acumulación y reserva de recursos.
      Están empezando a caer las barreras comerciales y el mundo se está volviendo más interdependiente económicamente, lo que hace que de a poco se debiliten las naciones. La economía de la sociedad del futuro muy probablemente será dominada por grandes bloques comerciales parecidos a la Unión Europea o al Mercosur.
      Con el inglés extendido a casi todo el mundo, estamos cerca de llegar a tener un idioma global y, gracias a internet, la información es prácticamente libre, lo que anima a la sociedad a ser mucho más democrática y permite a mucha gente adquirir una nueva voz.
      Es una transición difícil, como dijimos anteriormente, todavía demostramos la ferocidad que marcó nuestro ascenso desde la selva. En cierto sentido, el avance de nuestra civilización es una carrera contra el tiempo. Por un lado, la marcha hacia una civilización planetaria de tipo I puede prometernos paz y prosperidad.
      Por otro, las fuerzas de la acción humana como el efecto invernadero, la contaminación, la guerra nuclear, el fundamentalismo y las enfermedades todavía pueden destruirnos y constituyen los grandes desafíos a los que se enfrenta la humanidad, “el gran filtro”, pero no son imposibles de superar.
      Y como la experiencia ha demostrado, “lo que no nos mata nos hace más fuertes”. Nuestra dolorosa transición del tipo 0 al tipo I será una prueba de fuego. Si podemos emerger con éxito de este desafío seremos más fuertes, y lo importante, es que solo depende de nosotros.
       
      Convertirnos en una especie adulta, abandonar el hogar
       
      Como vimos en la película “Home” (película que nos hicieron ver), la tierra es nuestro hogar, nuestra madre. Este planeta nos dio todo, pero también sabemos que el hogar no es para siempre.
      La vida misma lo demuestra. Cuando un pichón de paloma aprende a volar y deja el nido, cuando un adolescente abandona su casa y sus padres para formar su camino, su vida, y pasar a ser un adulto. De forma análoga, la especie humana, todavía adolescente y bajo el brazo de su madre, el planeta, tiene que empezar a pensar en dejar el hogar, convertirse en una especie adulta. Aprovechar toda la energía de nuestra madre, la tierra, para dar el salto al tipo 1. Lograr exprimir hasta el último vatio de energía proveniente de nuestro padre, el Sol (Tipo 2), para luego abandonar el hogar, dar el salto al Universo, conquistar otros mundos, y finalmente prosperar en toda la galaxia. (Tipo 3).  
       
       
      Abrazo para todos!
       
    • Por ricardo
      Aprovechando el huequito que se hizo despues de la lluvia de hoy, quise probar la Star Adventurer un rato. La caída del sol me regalo una conjunción de Venus, Luna y Marte muy linda, y antes que se escape le hice una foto.
       
      Hecha con una Canon 1000D en la Star Adventurer. El enfoque raro es por la posición de la Camara, no tengo el ballhead para mover la cámara a gusto aun.
       

       
      Saludos y buenos cielos!
    • Por Emilio Viera
      Hola a todos, estoy haciendo mis primeros pasos con un SkyWatcher 114 900 Eq2 y tengo algunas dudas. Estuve observando a Venus con filtros de colores y logre verlo en fase. Utilizando un ocular de 6.3mm y un Barlov 2x logre verlo bastante bien(lamentablemente bastante pequeño, no como en las fotos que se muestran), pero borroso, ¿puede ser que el seeing fuera pobre? También note mucha vibración(creo que yo transmitía la misma al agarrar el ocular), ¿hay alguna forma de minimizar las vibraciones?
      Después de eso estuve buscando a Marte y no me pude encontrarlo. Leí que es bastante pequeño y difícil de encontrar con el telescopio, ¿es correcto?. Lo mismo me paso al querer encontrar la nebulosa ubicada en Orión. La verdad es que la gran cantidad de estrellas que observo con el telescopio me desorienta bastante. ¿Pueden darme algún consejo en este tema?
      Por último, ¿cómo limpio las marca de huellas de los oculares?
      Mil gracias y buenos cielos!!!
       
       
    • Por cardrw
      Hace ya unos días que me fuí a Brasil con mis 30 kilos de bártulos y mi señora, un lugar que hace años visito de vez en cuando. Días horribles y sus correspondientes noches me están persiguiendo durante este año, el telescopio descansando con su CG5 en un patiecito bastante bien ubicado, todo protegido con su loneta, y mi señora descansando, el Sur con bastante contaminación, una linda vista al N y al O que por suerte no lo está tanto. Ayer se me abrió un rato la zona cercana al cenit casi sobre el meridiano, y me puse a observar un poco con el 7x50, llevaba un rato estudiando nubes y más nubes, cuando, de pronto,  ¿si? una manchita muy conocida para mí y para ustedes, apenas cerca al E del meridiano, eran como las 10 de la noche, allá adelantan el horario una hora, ansioso y sabiendo con lo que me iba a encontrar,  me zampo los binos, y ¡SI! la manchita se transformó en las Pléyades, como lo estaba sospechando con todo fundamento, estaba ahí, gambeteando nubes y ganándoles como si fuera el mismo Garrincha, ese Iluminado Mané, como todos los que la vimos alguna vez sabemos, unas gemas dispuestas como si fuera a propósito por algún dios ignorado.   Una imagen que hacía más de un año que no veía.  Aprovechando que una tira de cielo se había rebelado a las nubes que lo tapaban sin misericordia , luego de un rato de mirar esa belleza, me acerqué a el SO, bastante  libre, pero no tanto, como un tipo casado que sale con los amigos,   siempre con los binoculares y sin molestarme en destapar el refractor, y, ¡Sorpresa! era mi vieja conocida, Venus, una bola brillante, un diamante en bruto brillando en el medio de la noche. Entonces, ya inspiradísimo ante esa hermosura, me corro un poco al O, y ahí  estaba, un rubí enmarcado en negro, no tan brillante ni mucho menos, pero también muy bienvenido  en este año de sequías estelares, Marte, el dios de la Guerra, brillaba bastante, ya te voy a agarrar en el 2018 si la suerte me acompaña. Luego me fuí para adentro, todavía no sacaba la Note, me fijé si estaba a mano por casualidad Andrómeda, salté a Mirach, y a su izquierda, no, no llegué a verla, aunque creo que llegué a ver una manchita con el ojo de costado, no sé, no podría asegurarlo. Aunque ya estaba satisfecho, era más de medianoche, y me acosté con la promesa de terminar hoy de armar todo y a la noche hacerle otra visita, cosa que me parece difícil porque está nublado para llover. Otra vez será.
       
      Saludos, y espero tener algo mejor para contarles la próxima.
       
      Carlos.
       
      Actualizo. desgraciadamente esta noche 1ro. de diciembre la única forma de ver una estrella es en el Stellarium. Me voy al sobre, hasta mañana.