Jump to content
Astronomia - Espacio Profundo
  • Registrarme
sagitario blues

Buenas Tardes

Recommended Posts

sagitario blues

http://sagitarioblues.blogspot.com.ar/2016/11/buenas-tardes.html

 

la nota c imágenes, arriba , en el link

 

El Cielo.

Buenas tardes, mi nombre es Sergio y amo el cielo. Mi anhelo es que alguno o alguna de ustedes, después de esta lectura, se inclinen hacia él, le conozca un poco más, tenga ganas de recorrerlo, con la vista pero también con la mente y, por qué no, con el corazón.

La observación del cielo puede ser simple contemplación, hay en ello suficiente gozo y retribución, ver conjunciones planetarias, ver arco iris, ver las manchas de la Vía Láctea, blancas por definición, pero también oscuras, negras como el corazón de las tinieblas, origen de diversas figuras celestes entre nuestros antepasados suramericanos, tanto más perceptivos que los nórdicos (los pueblos del norte solo crearon constelaciones, es decir, figuras con estrellas).

Los pueblos euroasiáticos tuvieron cosmogonías diversas, por supuesto, pero como antes de conocernos unos absorbieron a otros, ese origen múltiple fue pobre acervo del cual nos nutrimos, un menjunje en el cual sobreviven nombres como Alnilam y Betelheuse* -propios de una doncella que habitaba el cielo- para definir estrellas de la constelación Orión, pelafustán nacido de una pishada.

Con la colonización y el genocidio, heredamos las leyendas del norte. Una simbología basada en guerra y sexo llegó a nosotros con carácter de cultura: Orión; el León batido por Hércules; los Gemelos; cada una de las doce casas del Zoodíaco refiere a una aventura griega, a una leyenda, a un saber homologado por el poder, tal es la labor de todo relato: perpetuar una forma de pensar, de sentir el mundo. Pensemos que en aquellos años la cultura se masificaba por medio de poesías y su representación primera fue el cielo. En américa sucedió lo mismo, el cielo como pizarra inmensa donde los viejos de la tribu contaban historias a los niños por las noches, junto al fuego. Nada hay más fuerte que un relato. El relato unifica como pueblo, como familia, como ser. Por ello hay una historia nacional, escrita por Mitre para los argentinos, por ejemplo. Por ello hay un relato sobre los abuelos en cada familia: el abuelo esto, la abuela lo otro. Por ello hay psicoanálisis, el discurso de Freud, célibe hasta los treinta y pico y que sin embargo, cual si fuese un erudito en el tema, nos dice: todo es pulsión, energía sexual reprimida…

En fin, debo hablar del cielo, de ese río que en las noches de invierno lo cruza todo, pero la mente siempre se me va por otros caminos, otros ríos, arroyuelos, en realidad; tal vez cunetas...

La Vía Láctea, el camino blanco, el camino de leche, leche del seno de Hera, a quién le arrebataron al hijo cuando este mamaba y la leche presurosa siguió surgiendo y surcó el cielo, y desde entonces allí está, una zanja, una nube, un trazo que lento, muy lento gira sobre nosotros.

Pero… ¿de qué hablo? ¿Cuántos de nosotros hemos visto ese río?

Los americanos creían que por lo que llamamos Vía Láctea -el Río del cielo- ascendían las almas de los muertos. Porque para ellos cada estrella es el alma de un ser querido que ha ascendido al cielo, y desde allá nos mira, nos ilumina, nos sirve de guía.

Las leyendas americanas, qué distintas de las euroasiáticas. Miremos un poco la noche, próximo a la navidad podemos ver a Orión, las tres marías… los tres reyes magos decía mi padre quién me mantuvo ajeno a las licencias cristianas. Orión es esta figura, formada por cuatro grandes estrellas: Rigel, una azul gigante, un sol magnífico, ya hablaremos de ella; Saiph; Bellatrix y Betelheuse.

La gran Betelgeuse, una gigante roja, un sol miles de veces más grande que el nuestro. A punto de estallar. A punto de reventar como confeti esta noche, como dice Aute. Esas cuatro estrellas enmarcan la figura de Orión. Rigel es un pie, Saiph el otro. Betelgeuse es un hombro, junto a Bellatrix. En la cintura brillan -del oriente al oeste- Alnitak, Alnilam, Mintaka, y pende del cinto la espada del guerrero, la espada o el puñal, como le dicen. Una abuela me corrigió, una vez, durante una charla y frente a cincuenta personas, no mienta, me dijo, eso que cuelga no es la espada… Tendría setenta años, sonreía, era una mujer feliz. Parece que el cielo sacara de nosotros lo mejor, lo más puro. Hay algo místico en la observación del cielo. Bueno, no para esa abuela…

Orión es un guerrero, un hombre soberbio que está allá arriba por su torpeza o tozudez. Resulta que el tipo era un gigante y se preciaba de poder matar cualquier animal. Esto es un pecado. No se mata cualquier animal. Los pueblos originarios solo mataban crías y animales viejos. Los animales adultos deben reproducirse, estos son intocables para cualquier cultura seria. Orión se aparecía hoy con un oso, mañana con un tigre, el tipo era un zarpado. Un día, la diosa de la naturaleza le dijo, Orión, cortala, no me matés cualquier bicho, sabés que hay reglas y las reglas están para ser cumplidas, aunque seas un semidiós. Recordemos que orión era hijo de un dios, mortal. Como Hércules, o Aquiles. La cosa es que don Orión siguió con sus transgresiones. De modo que la diosa le dijo, Orión, un día, un animal te cobrará todas estas deudas… Amenaza que nuestro Héroe desestimó, por supuesto. Entonces, la Vaga se mandó la desierto y de debajo de una roca se trajo un minúsculo escorpión. Con enjundia lo zampó entre las pieles de la yacija del Gigante. Cuando este, cansado de liquidar bestias, se tendió a descansar, el artrópodo le clavó su aguijón (las estrellas del final de la cola de Escorpio se llaman: Shaula, erguida; Lesath, aguijón). Orión se paró de un salto, tiró las cobijas, vio al miserable y lo aplastó de un sonoro chinelazo, poco después cayó exánime. Zeus, al ver a ambos seres caídos, se apiadó de ellos y los colocó en el cielo. Esta es una de las muchas historias que narran las desventuras de ese muchacho.

Sin embargo, los amerindios… ellos tuvieron y tienen otra cosmovisión. Ellos ven en las cuatro estrellas (Rigel, Saiph, Bellatrix, Betelheuse) un telar tendido en el cielo, en el cual está siendo tejido un poncho que abrigue a los hombros durante el próximo invierno.

¿Qué les parece? Los dioses tejen un poncho para saldar cuitas de los hombres… toda una enseñanza, creo yo. Toda una filosofía. Los dioses no existen para martirizarnos, como es el caso del cristianismo, y ni hablar de Jehová; los dioses cuidan de sus hombres, se preocupan por ellos. Con otras constelaciones, es lo mismo, vean sino la leyenda del Toro Griego y su anverso amerindio. Vean la leyenda de Crux… nuestra propia diatriba contra la soberbia.

La única constelación que se basa en una idea afin es la de Gemini, los gemelos. Para los griegos refiere la suerte de dos hermanos, Castor y Pollux, los Dioscuros, soberbios, agresivos, apasionados. Están allí por haber engañado a un Rey, y por amarse por sobre todas las cosas. Para los amerindios esa constelación es Yunta Puma, dos pumas que saltan para devorar la Luna.

*Alnilam alude a un cintillo de perlas que ciñe la cintura de la doncella, Beteheuse es la mano de la princesa.

 

 

Continúa.

Sergio Galarza.

  • Like 4

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
Limonflito

Hermoso Sergio.

 

Saludos.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
sagitario blues

Un plumazo.

 

La noche está plagada de luces.

Hablo de la noche bajo cielos libres de contaminación lumínica. Son pocos estos cielos. El hombre va dando cuenta de cada rincón oscuro. Iluminamos la noche con luces de neón porque, es mi idea, retrocedemos como especie. Un animal que le debe al cielo su estadía sobre la faz de la Tierra, se vuelve contra él y lo oculta bajo falsas luces en pos de una supuesta seguridad que no llegará nunca por este camino.

¿Por qué digo que el hombre debe al cielo su estar acá? Porque los hombres evolucionamos y nos apoderamos del mundo en tanto que nos creamos un modo de interactuar con él, diverso del utilizado por el resto de animales. Nosotros construimos un saber que evolucionó hasta hacerse ciencia; y este saber, esta ciencia que puede con el mundo, que lo sojuzga y somete, nació con la observación minuciosa de esos astros que otrora inundaban el sueño nocturno.

La primera observación humana del cielo debe de haber acontecido en el momento mismo en que los homínidos abandonaron las espesas selvas que entonces poblaban la región centro oriental africana. Abandonamos ese edén para internarnos hacia el naciente, balbuceantes y temerosos, en un viaje de un millón de años que comprendió el entero mundo, y que hoy tantea en el espacio. Imaginemos por un momento. Hablo de una especie que ha evolucionado desde las madrigueras miserables de debajo de las raíces arbóreas, donde éramos poco menos que comadrejas, hasta las altas copas, ya parecidos a lo que ahora vemos cada mañana, al enjuagarnos los dientes en el espejo de casa. Hablo de una especie que, en ese largo asenso –de la madriguera a la copa- ha incorporado, primero, la visión nocturna, en tonos de grises, provista por los bastoncillos, tan cara a los aficionados observadores como el que escribe, y, después –mucho después, ya arriba de los mamá árboles- la visión binocular, para un salto preciso de rama en rama. Este proto homínido con pelos, cola y mañas sanas, que vivió siempre en grupo, desarrolló la visión binocular por puro accidente, porque se trasladaba de rama en rama, porque debía elegir entre una cargada de frutos y otra pobre. Tan solo porque esto pasó hace cinco o seis millones de años, es que podemos hay medir la distancia a las estrellas, por paralaje. Por el mismo truco gracias al cual, al dar un brinco, asían nuestras manos una próxima rama horizontal y no un porrazo mayúsculo. Tan solo por esto, señoras, señores, Aristarco midió el cielo, dedujo la distancia Tierra Sol y Tierra Luna.

Espero no haberlos espantado. En mis charlas me gusta que las cosas estén claras. Y no hay claridad allí donde no hay origen. El origen lo es todo. Si sé de dónde vengo, puedo saber con certeza a dónde voy. Hoy el mundo de la ciencia ignora muchas cosas. Entre ellas, si el Universo se expande o qué diantres hace. Si no sabemos esto, digo, es porque no podemos aún explicarnos cuál fue el origen. Cuando expliquemos el origen sabremos el destino. Es mi opinión.

Antes de adentrarme en lo desconocido del viaje que el hombre ha hecho hasta lograr lo que hoy sabemos del cielo, quisiera sin embargo dejar en claro que el hombre se halla sobre la Tierra por pura casualidad. No hay plan. No hay premeditación. No hay sentido, incluso, para que estemos aquí.

Veamos: ¿por qué ese proto homínido se bajó un buen día de su arbolito y se lanzó a pie a través de cuarenta mil kilómetros para darle la vuelta al mundo, y trescientos ochenta mil más para llegar a la Luna?*

Muy lejos de los deseos de Nietzsche, el hombre no se hizo a sí mismo. El proto homínido dejó los bosques porque, en realidad, estos desaparecieron. Le fueron hurtados. En pocos cientos de miles de años, lo que había ya no estaba, y esos bichos perniciosos se dijeron: uh, ug, uh, que en su lengua significa: hermanos, si nos quedamos acá seremos todos pasto de fieras, no aceptemos esta miseria de vida, rebelémonos contra la naturaleza que nos expulsa de  nuestras casas majestuosas, altas y frescas, y lancémonos a través de los eones en busca de nuestra tierra prometida, Ea, amigos, a no desfallecer, caminemos hacia el naciente, ¡promesa de un mañana mejor!

Diablos, imagino a un homínido con este poder de concisión en su plática y me ruborizo, ¡que pobre copia soy de aquél antepasado!

De modo que así fue, el valle de rift no era tal, era una llanura; los vientos del océano atlántico barrían África de oeste a este y toda esa franja era poblada por árboles, selvas; en fin, un vergel pletórico de vida. Pero la Tierra aún está caliente, en su centro, y ese calor asciende a través de las plumas, y las plumas crean quebraduras, y esas grietas son los rift, precisamente (lean un librito sobre la deriva continental, allí está todo). Cuando la quebradura se dio, una parte, la este, se alzó, y los vientos, lejos de seguir su pasó húmedo hasta el mar oriental, descargaron desde entonces su agua contra la pared de roca, y continuaron soplando secos. Allí nació el valle del rift, allí hay ahora un lago. Del lado occidental evolucionaron los simios; del lado Oriental los homínidos degeneraron en homo.

Y esto es to- to-do a-mi-gos, tan solo una plumazo –literal- en la larga historia de un mundo cualquiera que aún emite por convección el calor remanente en su núcleo.

Qué triste parece. Suena pobre. El relato de las religiones -así como el del psicoanálisis- es más rico, más reconfortante. En ellos somos los héroes y no un accidente de la historia. Pero a mí no me arredra la nada. Soy epicúreo –o quisiera serlo-, soy democriteo, es decir, me basta con lo que veo y con el momento, con disfrutar cada instante, aún este en el cual me enfrento a la vacuidad, la nada de existir porque sí. ¿Qué valores hallo en esto? Pues, los derivados de mi capacidad de conocer. Amo la ciencia, amo saber, comprender, crear mi conocimiento. Por supuesto, amo también a mis compañeros y compañeras de viaje, mis nietos, mis hijas e hijo, mis familiares, mi pareja, mis amigos, mis alumnos, la gente que no conozco y me escribe, a veces.

Y porque amo, la nada ni me va, ni me viene, le ignoro casi, si no fuera porque la tomo de límite. Límite a mis ambiciones y expectativas. La nada, lejos de desilusionarme, me infunde ánimo. Si no hubo nada y no habrá nada, ¿por qué no valorar entonces con mayor ahínco estos momentos? ¿Cómo no darle valor a cada persona si sé que somos todos un nada, un plumazo, como dije, en el tiempo y el espacio infinitos? Si la nada mandara en el subconsciente humano, ¿para qué las guerras, para qué la explotación capitalista?

Pero este debe ser un texto de astronomía.

Vuelvo a los astros.

Continuará.

 

*Aunque no los recorrimos en línea recta -a los kilómetros terrestres y los celestes- sino zigzagueando por valles y desiertos, por delgados istmos y por heladas tundras, por los mares y los suelos, de modo que fueron millones de kilómetros sobre la tierra –en el espacio, los viajes en línea recta son imposibles, hay que seguir orbitales: el módulo Columba que llevó al hombre a nuestro satélite recorrió algo más que 500.000 km.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
Nicolas Alarcon

Como siempre un gusto leer todos tus aportes Sergio

  • Like 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
sagitario blues

Gracias, Nico... la verdad, este texto me ha gustado mucho... si se me permite tal veleidad.

 

saludos

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión

  • Contenido Similar

    • Dragontwi
      Por Dragontwi
      Hola que tal,  queria compartir una alegria,  que muchas veces tenemos pero nos lo solemos guardar.  
       
      Hace un poco mas de 2 años me hice con 2 telescopios un 150x750 eq3 con motores y un meade starnavigator goto.  
      Los cuales me robaron y me habia quedado con la eq3 con motores.  
      Si no fuera por ello,  hubiese abandonado el hobie y no hubiese comprado nunca mas nada.  
       
      Teniendo esta monturita ( con motores basicos)  me propuse encontrar un buen par de tubos para ella. 
      Fue asi que me hice de un skymax 150 
      Un bichito imponente y de focal larga 1800x150 f12 
       
      Luego me consegui uno de focal corta,  y como me gustan los refractores,  desidi ir a por este sw 120x650 f5 
      Me costo mas de un año de espera para que saliera publicado y cuando salio uno lo perdi por falta de dinero.  Pero luego por suerte aparecio otro con dual speed y pude comprarlo!!  ( estoy muy contento con el apesar de ser un refractor acromatico)  ( que posee cromatismo) 
      Aqui una foto seteado a foto con corrector de campo wo y canon 40d 

      No podía faltar un goto,  aunque sea uno chiquito,  y consegui el que todo mundo tubo en este foro ( la celestron slt)  
      Estaba un poco trabada,  pero por suerte pude destrabarla y volverla a sus buenos tiempos. Y Le agregue un skymax 102 , y le hice un buscador con diagonal 

       
      Esta es para goto y los otros tubos son para star hopping ( sin motores) o astrofoto. ( con motor)  
       
      Creia que habia completado la coleccion,  ya que nunca podria acceder economicamente a la figurita dificil ( un refractor apocromatico o ed )  
      Una vez hubo uno a la venta y accecible.  Hace mas de un año.  Pero como antes no pude comprarlo economicamente.  
      Pero los otros dias aparecio este bichito y me hice de el en cuotas ( una gran alegria!!  ) un doblete 80x560 f7  para astrofoto!!  
       

       
      Apenas lo recibi lo desarme por completo,  limpie sus ópticas las cuales poseían un muy pequeño honguito,  y puli toda la carcaza de carbono,  con lo que quedo como nuevo. 
       
      Creo que durante mas de 2 años de darme estos gustos con mis pocos ingresos,  me han dejado seco para cualquier otra cosa.  
       
      E ido comprando siempre usados ,  y vendiendo.  Para compenzar los gastos.  Y fue que asi aprendi mucho de ópticas,  mas que de astronomía,  y fue muy lindo..  
      Me queda aprender mas astronomía,  y astrofotografia,  que recien estoy dando los primeros pasos. ( que complejo que es!!!)  
      Me gusta mucho el star hopping 
      Y el dibujo astronómico. 
      Encuentro la aficion linda e interesante . Me ha costado un monton aprender un poco,  y aun soy muy neófito.  
      Creo que desde fuera ( quienes nos ven)  ) se ve muy aburrida . Y talvez lo es un poco.  Pero es muy lindo observar las estrellas..  Vale la pena.  
       
      Me gusta del refractor acromatico,  poder ver como lo hacian los astrónomos del 1800-1900
       
      Me gusta del mak su exelente calidad optica y lo portatil.  
       
      Del doblete ed.  aun no puedo decir nada de su optica. , pero si de las maravillas de sus componentes,  nunca hubiese imaginado tal calidad de construccion..  
       
      .......
      Espero poder conservarlos,  ya que aca en la argentina eso es dificil,  se bien que quien los vendio les habra dolido hacerlo.. Y algun motivo habra tenido.  Talvez algun dia tenga que venderlos yo tambien siempre pasa ,  pero hare todo lo posible por retenerlos.  
       
      Espero que no me roben,  y por este motivo no los tengo en casa, solo a uno de ellos.  Fue muy feo que me robaran,  es un muy mal trago.  ( me dolio mas el telescopio que todo el resto de cosas valiosas que tenia) 
       
      Mis monturas y motores son modestos,  pero los veo mas que suficiente para las otas ( e apostado fuerte a los tubos y no asi a la montura , si lo hubiese hecho solo tendria un tubo y una montura,  pero me parece mas lindo asi y no creo saltar a una eq5 goto , talvez si mejorarla y ponerla en un pier que estoy armando)  
       
      Agradezco a todos los del foro que me ayudaron a desidirme en las compras de estas otas ( no es solo merito mio)  
      Y lamento haber sido pesado con tantas preguntas.   
       
      Este es un camino que resien comienzo,  algun dia podre hablar de ello.  
      Cada cosa posee su encanto.  
       


    • Dieguito
      Por Dieguito
      Buenas tardes, vendo estos 6 oculares, algunos interesantes, algunos otros no tanto , capaz un  manitas se fabrique uno reticulado. Tambien los cortos en un Star Travel van bien para ver la Luna, para eso fueron usados.
      2 oculares de 25mm, 3 de 10mm y uno de 6,5mm
      Hay en esa foto 1 de 25mm y otro de 10mm,  super Plossl (850 $ y 675 $ en Duoptic). Y por cualquiera de los 6 o todos, desde ya escucho ofertas o permutas alocadas por material de espectroscopía.
      Al ampliar la foto se ven los detalles y altura del barril.
      Saludos y pregunten lo que quieran.
      Gracias a la comunidad y EP por el espacio.
      Diego

       


    • vagarto
      Por vagarto
      Hola amigos,  vendo varios
      1) Cámara Philips SPC900NC modificada para larga expo,  cn cd,  $ 1100.-  (muy poco usada por mi)  funciona perfect. 
      2) Focuser electrónico,  para todos los Skywacher   $ 1100.-
      3) Adaptador para camara digital a ocular,  $ 300.- 
      4) Adaptador meade para SCT, $  300.- 
      envío por correo. 






×

Important Information

Términos y condiciones de uso de Espacio Profundo