Jump to content
Astronomia - Espacio Profundo
  • Registrarme
  • Bienvenido a Espacio Profundo!

    Te damos a la bienvenida a nuestra comunidad de Astronomía en español, con información tanto para el que recién empieza como para el astrónomo amateur avanzado.  Por favor registrate para participar y formar parte de nuestra comunidad!

Recommended Posts

pablorr

Hola, camaradas astronómicos. Les traigo un texto que fue inspirado en una especie de sesión astronómica que tuve el lunes. Lo empecé escribiendo para esta sección del foro pero además lo terminé publicando en mi blog xD Espero sus comentarios y críticas, muchas gracias.

 

 

Anoche pude viajar a Júpiter. Luego, ya que andaba por ahí, pasé cerca de Saturno. Alguna vez escuché en una clase de Literatura que viajar constituía un acercamiento a la noción del mito, entendido este como una explicación de la Creación. Cuando viajamos nos acercamos al concepto de ir hacia un lugar sagrado, hacia el origen de una cosa o sensación y también el alejamiento de lo profano y lo cotidiano. De ahí las peregrinaciones o el hecho de que muchísimos nos encontramos con nosotros mismos luego de un viaje. Será, creo. Inauguro esta sección del blog narrándoles lo que pude sentir en una sola noche de tranquilidad, oscuridad y algo de música. South Park y Encuentro no son opcionales.

 

San Juan venía de tres o cuatro noches (también días. Welcome, febrero) nubladas y con algo de lluvia. Cumpliendo perfectamente con la maldición, un ocular de 12 mm y un colimador Cheshire llegaron la mismísima semana del empeoramiento climático. Tuve que esperar por el 12 pero usé algo el colimador, que arrojó que algunos tornillos tengo que tocar. Era esperable. Pero los dioses son benévolos, y con el lunes llegó el cielo (casi) diáfano.

La noche era una niña recién. Una cerveza entre dos personas que hablan sobre fútbol se toma despacio, aun cuando se caliente (más si es la única que se pudo comprar). Pero allí estoy sentado contra una pared que muchas veces me vio agitado y lleno de barro y pasto. Ahora sólo analizo lo que antes practicaba eventualmente. Un trago lleva a otro, un campeonato se transforma en un partido y un gol en una eliminación. Vuelan nombres, jugadas y pasado. Una buena amistad soporta el paso de todos los tiempos verbales. Allí están los jugadores de River del 2004, del 2000 y los gloriosos de los 90. Aparecen algunos de Boca y otros de San Lorenzo. Europa es casi ajena a la charla, salvo cuando se recuerda el Mundial de 2006.

Las estrellas y Júpiter, mientras, asomaban entre los álamos. Spica y el Gran Señor danzaban tomados de sus invisibles y larguísimos brazos: se han pasado todo enero bailando y no parecen cansarse. Pero mi compañero futbolero sí. Son las dos y monedas, la adolescencia temprana de la noche, y mi ya no sediento cuerpo se aleja de los árboles y de la pared. Se aleja del arco imaginado, del césped que siempre vemos pero que nunca (hasta ahora) pisamos. Se aleja de un presente con sabor a pasado. La promesa de más cervezas y quizás un asado es lo último que se escuchó de nuestra charla, que terminó como deberían hacerlo todos los partidos y encuentros: entre apretones de manos y augurios de cenas abundantes.

Pasadas las dos. Llego a casa y saco el telescopio para que se aclimate. Mucha falta no hace pero cumplo con el ritual. Saco cuidadosamente los oculares mientras afuera los perros le mueven la cola al negro 130. No se le arriman tanto, cautos y conocedores del “¡Shuu, perro! Salga de ahí” que viene si lo olfatean de cerca. Pero es una escena hermosa en la penumbra sanjuanina. Hay vida a pesar del silencio.

Primer objetivo: la Luna. Prendida la computadora y sonando su música, muevo el equipo hasta la vereda para poder ver sin andar esquivándole a los árboles. Coloco el BST de 18 mm en el portaocular. El cielo carece de nubes pero algo de turbulencia hay, producto seguramente de los días encapotados y las lluvias. San Juan no está seco pero sí despejado, y esa luna gibosa se sacó de encima a las palmeras y ya aparece sola en el firmamento, lista para que la mire como a mis modelos francesas. Así que le apunto, nomás. Condensada, apretada, como una naranja mirada de cerca, la Luna me muestra toda su intimidad y deja asomar algunos cráteres pícaros. Tycho no puede más; algún día ese impacto se levantará como los cantantes y abandonará la banda para seguir su carrera como solista. Es impresionante cómo resalta y se gana los primeros segundos de toda observación. Pero también están los mares, que nos invitan a posarnos plácidamente en ellos para contemplar allí el infinito desde una reposera. Como en la playa, pero en la Luna.

En los bordes aparece una superficie castigada por el cosmos, mitad en sombras y mitad iluminada. Algunos picos se asoman desde la oscuridad y les doy el gusto de ser observados. No me canso de levantarle el ego a cualquier parte de Selene. Soy un tonto, lo sé. Ella juega conmigo pero a mí no me importa.

Paso al 12 mm. El nuevito, el que sólo pude probar una madrugada nubosa y asquerosamente antiastronómica. Ahora entró en calor y está listo para su debut en primera; lo pongo, no hace falta enfocar nada… y ahí está: cubriendo casi la totalidad del campo de visión aparece una Luna endemoniadamente gigante, provocadora, conocedora plenamente de sus virtudes y ejecutando al máximo sus estrategias de seducción. Ese astro va a explotar, indudablemente. Si sus accidentes selenográficos eran impresionantes con el 18 mm, ahora todo está perdido. No hay vuelta atrás. El flechazo es instantáneo y me rindo a los pies de esa señora luminosa que nos tiene tontos desde el principio mismo de la humanidad.

Pero el cielo me envía una advertencia: el amor no dura para siempre, y en su hermosura y plenitud la Luna tambalea. Turbulencia. El tono amarillento comienza a aparecer y la imagen ondula como una bandera. Sería insatisfactorio poner el 5 mm, el hermano poderoso del 18 y el 12, pero igual me las juego. Qué me importa: quiero verla de cerca aunque eso me cueste los ojos. Miro a simple vista y sí, ella ya está cerca de los Andes, esperando besar esos picos gélidos pero habiendo abrazado antes a la (no tan) seca Precordillera. ¡Se me va! Tengo que apurarme.

¿Algo que me guste del 5 mm? Poder ver la misma cordillera que miro al oeste de mi ciudad pero en la Luna. Qué poder habrá tenido el impacto que generó esos cerros que los elevó y formó tan perfectos que un simple como yo los puede apreciar si así se lo propone. Es como sobrevolar el camino que San Martín usó, por esta misma tierra, para cruzar y liberar Chile. Y entre bicentenarios y drones yo paseo por los cerros de la Luna como hasta hace unos días lo hicieron algunos amigos en los Andes. Tengo que cambiar la música y meter el telescopio.

A esta altura de la noche eran casi las tres, la juventud veinteañera de la oscuridad. Aproveché para mirar a simple vista la puesta lunar. Son esos momentos donde no importa nada y todo a la vez. Chau, Luna hermosa. Hasta mañana.

Es tiempo de alimentarse. En Encuentro están dando El origen de las especies, serie documental sobre la historia de la música autóctona argentina. El capítulo de esa noche era Canto con caja, y para un recién llegado de la Luna e ignorante de casi todo lo musical no hay nada mejor que deleitarse con vidalas, coplas y bagualas, palabras escuchadas por ahí pero hasta ese momento sin significado. Pero ya no más. Ahora viajaba por el norte, por La Rioja y Tucumán mientras cenaba frugalmente y escuchaba su música. Ojalá esos documentales no terminaran nunca.

Pero lo hacen. Y ya visto South Park y saboreado una naranja (que parecía la Luna si se la miraba de cerca) era momento de armar las valijas y partir hacia Júpiter, que no está en oposición todavía pero le pega en el palo. Sumo y Patricio Rey me musicalizarán en el periplo, porque si hay algo más hermoso que la noche es acompañarla con un saxo. Todos lo saben.

Estallando desde el océano pongo primera y le apunto con el 18 mm al Gigante. Ahí estaba, esbelto como un dios romano debe verse, padre de la justicia y señor de los cielos. Inmenso y bien escoltado por sus cuatro lunas galileanas (Ío, Calisto, Europa y Ganímedes) danzantes y cubriéndolo en cuatro giros, rápidos algunos, pacientes otros. Sin sentirse herido en su pudor el dios se deja ver por este mortal, intruso nocturno, que lo escudriña de pies a cabeza y tiene la osadía de contarle hasta cuatro bandas. Sigue en su atrevimiento, luego, contando hasta 6 franjas con el ya querido 12 mm.

Algo sucede allá arriba… alguien no parece estar contenta por mi intromisión. A alguien no le gustó que los sorprendiera en tan hermoso baile: una de las lunas, que mi ignorancia no me permite conocer cuál (no vale hacer trampa en Google), está enojada y pretende tapar mi visión del planeta; se apura, pasa por delante de él y se pierde en el brillo del astro. Miro a simple vista y reflexiono: ¿habrá querido tapar a Júpiter o se habrá escondido para que no la viera? Pongo el de 5 mm (ahora cuento 7 bandas, incluso algunas polares) para preguntarle si está enojada y pedirle disculpas, si así es, por invadir su intimidad. Pero no la encuentro. Le pregunto a Júpiter pero soy apenas un humano… un dios no me hablará así como así.

Preocupado por la situación vuelvo al 18 mm y juego una y otra vez con el de 12. Luego de un rato y siendo cauto por la delicada situación decido poner los Fungis en la computadora y aprovechar para ir a Saturno. Pero el señor anilloso no quiere que lo vean todavía: está recién levantado y cubierto por los caprichos de la atmósfera. A simple vista lo puedo ver perfectamente como un punto sólido y amarillo. Pero sé que si le apunto con el telescopio nada bueno veré, así que aprovecho la oscuridad y me baño en el sur. Navego por Eta Carinae, por el Joyero y por la cantidad preciosa de estrellas que nuestra galaxia nos regala. Rojo, blanco, naranja, amarillo… negro espeso en el centro de Carina, brillantes cúmulos y cegadoras azules, todo eso está al alcance de una mirada. Son las cinco. La madurez nocturna. Aunque no le guste que lo vean antes de desayunar, Saturno deberá dejarse espiar.

Pero antes… antes debo amigarme con Júpiter y sus lunas. Miro y el señor está en el cenit. Apunto, cargo… y allá voy. Enojada todavía, pero algo calmada, me imagino a la luna besándose con el gigante escondida entre su luz. Qué espectáculo tan impresionante. Ahora vamos por el oro de los anillos, que ya está casi listo.

Vuelvo a empezar: 18 mm, apunto, foco y… el primer Saturno del 2017 se inclina ante mí, con su señorial vestimenta áurea, y me regala una brillante vista de sus enormes anillos. Una bolita dorada atravesada por una arandela cósmica que me saluda con dos de sus lunas. Titán, qué bien te queda la madrugada.

La poca altura del sexto planeta en esta época hizo que mi experiencia con el de 12 y 5 mm no fuese como la de Júpiter o la Luna, pero debo admitir que incluso sin HD fue mágico y emocionante poder verlo por primera vez en el año. Ya vendrán reseñas para este señor, sin dudas.

La noche terminó apacible, oscura y conmigo sentado mirando el cielo a ojo desnudo. Después de todo, un buen firmamento despejado es de por sí hermoso y tranquilizador. Una paz me invadió y duró todo el día siguiente. Vendrán noches iguales, mejores y tal vez distintas, pero lo mejor de todo es saber que vendrán.

Mientras guardaba todo un pensamiento me asaltó de golpe y recordé algo: tengo que colimar.

  • Like 11

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
clear

hermoso , de momentos imaginaba que estaba leyendo a ray bradbury , escriba que aca esperamos sus reportes con sabor a magia

Editado por clear
  • Like 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
cardrw

Hermoso relato. Un CERRADO APLAUSO. Y sí, por momentos me pareció estar leyendo al gran Ray Bradbury, ése. el de las inolvidables Crónicas Marcianas.

 

Una buena dedicatoria sería "Dedicada a ése que solo ve puntos luminosos en la oscuridad de la noche".

 

Saludos.

 

Carlos. 

Editado por cardrw
  • Like 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
pablorr

Muchas gracias, genios! Seguiré escribiendo sobre lo que siento y pienso cuando miro al cielo

  • Like 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
CODO
hace 58 minutos, clear dijo:

de momentos imaginaba que estaba leyendo a ray

DSCN3299.thumb.JPG.7d1c21424aafc51be394f8a1dd8fe9e7.JPG

  • Like 3

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
clear

ah jaja tremendo , tengo exactamente la misma edicion , y el collage ideado es mas que adecuado ! GRANDE CESAR !

  • Like 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
CODO
hace 3 minutos, clear dijo:

collage

Esto mas que collage,es una porquería hecho a mil,saludos,buenos cielos y cuídate,César.

  • Like 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
javieriaquinta

Muy buena noche planetaria.

Que bueno tener la vereda como opcion para plantar el telescopio.

 

Saludos

  • Like 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
elPelado

Cerveza y charlas de futbol, South Park y los redondos, mirando el cielo toda la noche...un amigo así necesito. Encima escribís bárbaro, mis felicitaciones por el relato.

  • Like 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
pablorr
hace 16 minutos, CODO dijo:

DSCN3299.thumb.JPG.7d1c21424aafc51be394f8a1dd8fe9e7.JPG

Jajajaja qué grande @CODO! Gracias a todos.

 

@javieriaquinta sí, es una zona tranqui. Pasaron un par de autos pero miraban con curiosidad nada más.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
CODO
hace 1 hora, pablorr dijo:

Qué espectáculo tan impresionante

Pablorr,después de leer tu relato,seguro que todos los que comentamos,y aprobamos lo tuyo,hemos viajado junto a ti,disfrutando,gracias a tu descripción literaria.Te felicito.No as pensado en dedicarte a escribir y publicar?;tienes un don natural,atesoralo,vale mucho.Saludos,buenos cielos,y cuidate,César. 

  • Like 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
Nicolas Alarcon

Tus relatos siempre hacen florecer las sensaciones que aunque siempre están a veces nos olvidamos del romanticismo con el que comenzamos a mirar el cielo.

Cuando empecé en esto de las observaciones también creía hablar con los planetas para que se dejen ver. Ahora solo es un "que mal cielo". 

 

Felicitaciones por tus relatos, son una gran inspiración para volver a conectarse con todo.

  • Like 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
RenaTroFi

Sin palabras... Un relato poético. Me podrías pasar el link a tu blog? 

 

Saludos 

  • Like 1

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
pablorr
hace 17 horas, elPelado dijo:

Cerveza y charlas de futbol, South Park y los redondos, mirando el cielo toda la noche...un amigo así necesito. Encima escribís bárbaro, mis felicitaciones por el relato.

 

Venga para San Juan, nomás. Acá lo espero con un asado y fernet. ¡Gracias por leer!

 

 

hace 17 horas, CODO dijo:

Pablorr,después de leer tu relato,seguro que todos los que comentamos,y aprobamos lo tuyo,hemos viajado junto a ti,disfrutando,gracias a tu descripción literaria.Te felicito.No as pensado en dedicarte a escribir y publicar?;tienes un don natural,atesoralo,vale mucho.Saludos,buenos cielos,y cuidate,César. 

 

Gracias, César. Escribo esto gracias a todo lo que leí de ustedes y todo lo que aprendí de sus reportes, fotos y tutoriales. Viajo con ustedes y también están conmigo cuando miro, y por eso me gusta redactar luego mi experiencia.

Con respecto a dedicarme a escribir: es mi sueño. Tengo algunas cosas escritas y la gente que las ha leído me ha dicho que están buenas. Ojalá algún día pueda publicar =)

 

hace 2 horas, RenaTroFi dijo:

Sin palabras... Un relato poético. Me podrías pasar el link a tu blog? 

 

Saludos 

 

Muchas gracias! Sí, es este: tengoquedarledecomeralgato.blogspot.com.ar

Ahora no hay nada de astronomía salvo este mismo texto, pero hay algunas otras cosas que escribí. Gracias!!!

  • Like 2

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión

  • Contenido Similar

    • Cristopher B.
      Por Cristopher B.
      Estimados, alguna página para predecir los dobles tránsitos en Júpiter? Deseo fotografiar uno de estos eventos. 
       
      En la web solo encontré los del 2017 que estaban en la gran página de sur astronómico 
      http://www.surastronomico.com/not-903-doble-transito-de-sombras.html
       
       
      Si alguien conoce alguna página se los agradecería mucho. Saludos!
       
      Saludos!
    • Universe
      Por Universe
      Hola dando inicio a un nuevo foro sobre mi reporte de ayer a la noche .Si bien mis padres los habian invitadoa comer a una casa de unos amigos que vivian lejos del centro de la cumbre , Cordoba punilla que es adonde yo vivo .El punto es que aproveche para llevar mi pequeño hokken y disfrutar al maximo ese cielo y aprovechar que me iva a acostar tarde porque normalmente nunca puedo quedarme hasta altas horas Cabe destacar que este es mi primer reporte.Equipo HP70300.
      Lista de observacion:
      -Southern pleiades 
      -Runing chicken nebula
      -Eta carinae nebula
      -Pleiades.
      -Luna
      -Orion nebula
      -Jupiter.
      -Ptoelmy's ckuster
      -NGC6231
      Si bien no pude observar mucjo que digamos pero la pase excelente. Y con el asado da el toce especial.Cabe destacar que todo esto lo vi con un amigo de mi misma edad 11 años y a el tambien le gusta la astronomia y los dos disfrutamos mucho de ese cielo y obviamente trate de sacarle el jugo.
      Aca va una foto de mi teles con un jugo recien exprimido.
      Saludos.
    • Lols
      Por Lols
      Hola.
      Esta noche me puse a observar Júpiter ya que sale temprano(a las 21.30) pero se ve como una bola brillante pero sin detalles puedo distinguir sus lunas pero no veo ni una de sus franjas.
      Use un barlow 2 con un ocular de 20. Y mi telescopio es Hokenn 114/500.
      Gracias



    • ziggurat
      Por ziggurat
      Equipo:
      - MAK 150/1800
      - EQ5 motorizada
      - Camara IS-DBK21
      - Barlow x2,25
    • ignacio_db
      Por ignacio_db
      Amigos,
       
      El sábado pasado no pude ir al SP ni a Areco, y aprovechar la luna nueva con un cielo bastante bueno. Para no quedarme de brazos cruzados, me instalé en casa para hacer algo de H-alfa. Como estaba bastante cansado, elegí algo fácil, que pudiera hacer rápido. Le apunté a Carina y junté 3.5 horas. El equipo me dio algún dolor de cabeza, se formó hielo sobre el sensor en algunas tomas (luego se disipó) y la noche estuvo bastante ventosa y con mal seeing, complicando el guiado. Además sigo con los problemas de drivers con la cámara guía QHY5L-II. Con todo, la imagen resultó con  muy buen contraste, y al pobre FWHM lo pude mejorar con una muy buena deconvolución (ya que la imagen tenía muy poco ruido).
       
      Se las dejo en su resolución nativa.
      Saludos,
      Ignacio
       

       
       
       
×