ricardo

Lucky imaging de espacio profundo

16 posts en este tema

Ayer después de limpiar el observatorio y liquidar un ejercito de mosquitos aproveche que el newton estaba a temperatura ambiente y me puse a pavear con la QHY5L-II y el 250 Quattro f4. 

 

Hace un tiempo leí de un amateur que había logrado resultados sorprendentes con una QHY5 y el método de lucky imaging usado en planetaria, hizo una foto de una galaxia con la friolera de 12.000 lights de 2 segundos.

 

Mi prueba fue mas barata, 1000 frames, no descarte ni una por vago, y algo monte no tan perpendicular que me trajo un perfil de estrellas bastante cabeza, pero me interesaba ver la suavidad y señal de la foto.  El resultado me gusto, no se si lo haría de nuevo porque es como hacer un asado con fósforos, al menos me entretuve un rato....

 

1000 x 2 segundos QHY5L-II mono

 

lucky_ngc3372.jpg

 

Saludos y buenos cielos!

A 10 personas les gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Es una captura de pantalla de lo que estira automaticamente el Pixinsight. Si bien no es para enamorarse les recomiendo probar la tecnica con alguna galaxia... ni guiado necesita...

 

 

 

A 3 personas les gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

juju, que laburito,   salio buena  tira la qhy5iiL,  se me hace que para cometas y esas cosas puede andar bien ese tema

A 1 persona le gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
hace 56 minutos, ricardo dijo:

no descarte ni una por vago,

 

Ahora vas a laburar y contarnos exactamente como la apilaste/ procesaste....

Quiero hacer lo mismo pero con el mak.

 

La comparacion con el asado es perfecta ... jaja

 

Saludos.

A 1 persona le gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

No hay problema :oops:

 

Las 1000 fotos fueron con el Quattro 250 f4 a foco primario con la qhy5L-II, 20% de ganancia, 2 segundos de exposición, guardado en formato fit para el pixinsight. Para el apilado facil, primero hice un StarAlignment de los 1000 lights, y con las imagenes registradas hice el apilado, sin darks, bias, flats ni nada por el estilo. Al final use el Automatic Stretch del Pixinsight, y después Command-Shift-4 en la Mac para la captura.. 

 

Me quede con ganas de hacer el Homúnculo, pero me costo encontrarle el punto de equilibrio entre expo y ganancia para que no se rompa. Quien no hizo alguna vez un asado con maderas de cajon de fruta :x

 

Tengo otra imagen, Centauro A, pero me parece que no vino tan bien como Keyhole.

 

Abrazo!

A 3 personas les gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Muy buen resultado teniendo en cuenta como la lograste Ricardo, es la misma técnica que vengo practicando yo con la videoastronomia de la Samsung scb-2000P y mi 200/1000...se graban videos de varios minutos de duración pero corta exposición (<8 segundos) y por consiguiente varios frame y luego se los apila (he llegado a apilar 5.000 frame) y sin imágenes de calibración procesas. Recuerdo que a vos te sorprendio la técnica cuando la presente por vez primera en el foro y llegue incluso a que me comentaras algunas tomas de las que supongo que no esperabas buenas resultados con aquel setup :)

 

Saludos

A 1 persona le gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Muy interesante che y que bien que quedó! Me parece que descartando un 10-15 % mejoraría mucho, pero entiendo el propósito de la toma. El problema de esto es que se complica procesar tantas fotos y ahí deja de valer la pena, pero que se puede, se puede. Es una prueba de que no siempre hace falta estirar al máximo el tiempo de las subexposicioness y que se pueden obtener detalles tenues con exposiciones cortas. Medio parecido al experimento este, hace rato que ando con ganas de probar que sale haciendo banda estrecha sin autoguiado, con subs de 30 segundos.

A 1 persona le gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Podria descartar una parte, pero el blink del pixinsight me mostraba el mismo defecto con las estrellas, calcos de lo mismo. Empece descartando algunas pero cuando iba por la foto 50 me di cuenta que me quedaban 950 mas y aplique el metodo del "ma si".

 

El DSS evalua cada toma y le da un peso, eso no lo tiene el pix, al menos rapido...

 

Con narrowband en Ha puede ser, Oiii tambien, pero me imagino que Sii con expos cortas terminas raspando la olla data que no esta.. es mi suponer claro, habria que probarlo. El unico reparo que tengo es castigar al shutter con 5000 fotos...

 

Gracias por los comentarios!

A 1 persona le gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
hace 3 horas, ricardo dijo:

no descarte ni una por vago

Hola Ricardo como estas?El elongamiento que se nota en las estrellas de la parte inferior,se debe a hecho de no descartar tomas malas,y en consecuencia agregan lo que no es coincidente con las demás?Saludos,buenos cielos,y cuídate,César. 

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Muy interesante

Hacete el homunculo, no seas!!!!  ¿siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii?

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
hace 2 horas, CODO dijo:

Hola Ricardo como estas?El elongamiento que se nota en las estrellas de la parte inferior,se debe a hecho de no descartar tomas malas,y en consecuencia agregan lo que no es coincidente con las demás?Saludos,buenos cielos,y cuídate,César. 

 

Todas las imagenes traen estrellas elongadas, algo tenia mal en el tren optico (montaje de camara) que venian asi.

 

hace 20 minutos, fbuezas dijo:

Muy interesante

Hacete el homunculo, no seas!!!!  ¿siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii?

 

Lo intente pero es mas para el mak que para un newton de 1 metro, lo voy a intentar de todos modos!

 

Saludos y buenos cielos!

A 1 persona le gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
hace 1 minuto, ricardo dijo:

Lo intente pero es mas para el mak

y dale con el mak entonces

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios
hace 22 minutos, ricardo dijo:

algo tenia mal en el tren optico (montaje de camara)

Menos mal que fué una prueba,y no varias sesiones de adquisición,no es mi experiencia,pero si la de ustedes;sería para darse la cabeza contra la pared.Saludos,buenos cielos,y cuídate,César.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Publicado (editado)

hace 4 horas, ricardo dijo:

 

Con narrowband en Ha puede ser, Oiii tambien, pero me imagino que Sii con expos cortas terminas raspando la olla data que no esta..es mi suponer claro, habria que probarlo. El unico reparo que tengo es castigar al shutter con 5000 fotos...

 

Gracias por los comentarios!

 

Yo le daría con Ha, creo que es lo más factible y a una nebulosa de emisión.  Voy a ver si puedo salir el mes que viene. Tengo un Ha de 12nm. 

Editado por cardrw
A 1 persona le gusta esto

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

No es mala, voy a probar...

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Hola @ricardo, podrias pasar un solo frame asi en crudo para ver que tanto mejora la señal/ruido del objeto al apilar mucho mediante cortas exposiciones. Este fin de semana voy a salir al campo y quiero probar esta técnica de  Lucky imaging en espacio profundo con la ASI178MC. Saludos

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!


Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.


Iniciar Sesión

  • Contenido Similar

    • Por ricardo
      Hola a todos,
       
      Les comparto una imagen de NGC3766, tambien llamado Pearl Cluster o Cúmulo de las Perlas,  tomada en Marzo de 2015 desde mi casa en Garín, con el Esprit 100 mm y la QHY9 con la rueda de filtros RGB de @eprimucci. La distancia del aplanador al sensor no fue la optima porque no tenia separadores para usar la CCD con la rueda Atik para los 55 mm de distancia, pero se lo banco bastante bien.

      Los datos de la toma son;
      8 x 120s Astronomik R
      8 x 120s Astronomik G
      8 x 120s Astronomik B
       
      Procesado con Pi.
       

       
      Saludos y buenos cielos!
    • Por ignacio_db
      Amigos,
       
      Sigo aprovechando las oportunidades para familiarizarme con el comportamiento del nuevo setup (en realidad, vejo setup con nuevo OTA). El viernes llegué a casa tarde, pero vi que la noche pintaba linda y a pesar de la luna casi llena, armé el equipo.
       
      Hice un poco de visual y jugué con el guiado probando distintos balanceos y parámetros del PHD2. Los resultados fueron variables, aunque en un momento noté que el seguimiento andaba muy bien sin guiado cuando el equipo apuntaba a una elevación alta. Entonces decidí hacerle unas tomas cortas, sin guiado, a Carina. Puse la 6D así nomás, sin cooler (la noche estaba bastante fresca), e hice 35 tomas de 60 segundos, más otras 20 de 5 segundos como para resolver algo del Homúnculo. No hice flats, por lo que les comparto un crop central del cuadro completo (50% aprox.).
      Me gusta la resolución obtenida, y el color y perfil estelar, aunque la composición HDR tiene algunos artefactos en las estrellas brillantes.
       
      Les dejo link a la imagen resolución nativa, para los que les interese curiosear: http://www.pampaskies.com/gallery3/var/fulres/Carina_35m_AP167_fullres.JPG
       
      Saludos!
      Ignacio

    • Por Ariel_Gustavo
      Hola gente.
       
      Les muestro un apilado de 9 fotos de 8 minutos, obtenidas con una Canon 6D, montada en un United Optics 80/560, a iso 800 + aplanador de campo Baader.
      Usé una montura HEQ5 Pro, guiada con una QHY5L-II mono y PHD2.
       
      Tomadas en Sierra de la Ventana en Enero 2017.
       
      Saludos!

    • Por pablorr
      Hola, camaradas astronómicos. Les traigo un texto que fue inspirado en una especie de sesión astronómica que tuve el lunes. Lo empecé escribiendo para esta sección del foro pero además lo terminé publicando en mi blog Espero sus comentarios y críticas, muchas gracias.
       
       
      Anoche pude viajar a Júpiter. Luego, ya que andaba por ahí, pasé cerca de Saturno. Alguna vez escuché en una clase de Literatura que viajar constituía un acercamiento a la noción del mito, entendido este como una explicación de la Creación. Cuando viajamos nos acercamos al concepto de ir hacia un lugar sagrado, hacia el origen de una cosa o sensación y también el alejamiento de lo profano y lo cotidiano. De ahí las peregrinaciones o el hecho de que muchísimos nos encontramos con nosotros mismos luego de un viaje. Será, creo. Inauguro esta sección del blog narrándoles lo que pude sentir en una sola noche de tranquilidad, oscuridad y algo de música. South Park y Encuentro no son opcionales.
       
      San Juan venía de tres o cuatro noches (también días. Welcome, febrero) nubladas y con algo de lluvia. Cumpliendo perfectamente con la maldición, un ocular de 12 mm y un colimador Cheshire llegaron la mismísima semana del empeoramiento climático. Tuve que esperar por el 12 pero usé algo el colimador, que arrojó que algunos tornillos tengo que tocar. Era esperable. Pero los dioses son benévolos, y con el lunes llegó el cielo (casi) diáfano.
      La noche era una niña recién. Una cerveza entre dos personas que hablan sobre fútbol se toma despacio, aun cuando se caliente (más si es la única que se pudo comprar). Pero allí estoy sentado contra una pared que muchas veces me vio agitado y lleno de barro y pasto. Ahora sólo analizo lo que antes practicaba eventualmente. Un trago lleva a otro, un campeonato se transforma en un partido y un gol en una eliminación. Vuelan nombres, jugadas y pasado. Una buena amistad soporta el paso de todos los tiempos verbales. Allí están los jugadores de River del 2004, del 2000 y los gloriosos de los 90. Aparecen algunos de Boca y otros de San Lorenzo. Europa es casi ajena a la charla, salvo cuando se recuerda el Mundial de 2006.
      Las estrellas y Júpiter, mientras, asomaban entre los álamos. Spica y el Gran Señor danzaban tomados de sus invisibles y larguísimos brazos: se han pasado todo enero bailando y no parecen cansarse. Pero mi compañero futbolero sí. Son las dos y monedas, la adolescencia temprana de la noche, y mi ya no sediento cuerpo se aleja de los árboles y de la pared. Se aleja del arco imaginado, del césped que siempre vemos pero que nunca (hasta ahora) pisamos. Se aleja de un presente con sabor a pasado. La promesa de más cervezas y quizás un asado es lo último que se escuchó de nuestra charla, que terminó como deberían hacerlo todos los partidos y encuentros: entre apretones de manos y augurios de cenas abundantes.
      Pasadas las dos. Llego a casa y saco el telescopio para que se aclimate. Mucha falta no hace pero cumplo con el ritual. Saco cuidadosamente los oculares mientras afuera los perros le mueven la cola al negro 130. No se le arriman tanto, cautos y conocedores del “¡Shuu, perro! Salga de ahí” que viene si lo olfatean de cerca. Pero es una escena hermosa en la penumbra sanjuanina. Hay vida a pesar del silencio.
      Primer objetivo: la Luna. Prendida la computadora y sonando su música, muevo el equipo hasta la vereda para poder ver sin andar esquivándole a los árboles. Coloco el BST de 18 mm en el portaocular. El cielo carece de nubes pero algo de turbulencia hay, producto seguramente de los días encapotados y las lluvias. San Juan no está seco pero sí despejado, y esa luna gibosa se sacó de encima a las palmeras y ya aparece sola en el firmamento, lista para que la mire como a mis modelos francesas. Así que le apunto, nomás. Condensada, apretada, como una naranja mirada de cerca, la Luna me muestra toda su intimidad y deja asomar algunos cráteres pícaros. Tycho no puede más; algún día ese impacto se levantará como los cantantes y abandonará la banda para seguir su carrera como solista. Es impresionante cómo resalta y se gana los primeros segundos de toda observación. Pero también están los mares, que nos invitan a posarnos plácidamente en ellos para contemplar allí el infinito desde una reposera. Como en la playa, pero en la Luna.
      En los bordes aparece una superficie castigada por el cosmos, mitad en sombras y mitad iluminada. Algunos picos se asoman desde la oscuridad y les doy el gusto de ser observados. No me canso de levantarle el ego a cualquier parte de Selene. Soy un tonto, lo sé. Ella juega conmigo pero a mí no me importa.
      Paso al 12 mm. El nuevito, el que sólo pude probar una madrugada nubosa y asquerosamente antiastronómica. Ahora entró en calor y está listo para su debut en primera; lo pongo, no hace falta enfocar nada… y ahí está: cubriendo casi la totalidad del campo de visión aparece una Luna endemoniadamente gigante, provocadora, conocedora plenamente de sus virtudes y ejecutando al máximo sus estrategias de seducción. Ese astro va a explotar, indudablemente. Si sus accidentes selenográficos eran impresionantes con el 18 mm, ahora todo está perdido. No hay vuelta atrás. El flechazo es instantáneo y me rindo a los pies de esa señora luminosa que nos tiene tontos desde el principio mismo de la humanidad.
      Pero el cielo me envía una advertencia: el amor no dura para siempre, y en su hermosura y plenitud la Luna tambalea. Turbulencia. El tono amarillento comienza a aparecer y la imagen ondula como una bandera. Sería insatisfactorio poner el 5 mm, el hermano poderoso del 18 y el 12, pero igual me las juego. Qué me importa: quiero verla de cerca aunque eso me cueste los ojos. Miro a simple vista y sí, ella ya está cerca de los Andes, esperando besar esos picos gélidos pero habiendo abrazado antes a la (no tan) seca Precordillera. ¡Se me va! Tengo que apurarme.
      ¿Algo que me guste del 5 mm? Poder ver la misma cordillera que miro al oeste de mi ciudad pero en la Luna. Qué poder habrá tenido el impacto que generó esos cerros que los elevó y formó tan perfectos que un simple como yo los puede apreciar si así se lo propone. Es como sobrevolar el camino que San Martín usó, por esta misma tierra, para cruzar y liberar Chile. Y entre bicentenarios y drones yo paseo por los cerros de la Luna como hasta hace unos días lo hicieron algunos amigos en los Andes. Tengo que cambiar la música y meter el telescopio.
      A esta altura de la noche eran casi las tres, la juventud veinteañera de la oscuridad. Aproveché para mirar a simple vista la puesta lunar. Son esos momentos donde no importa nada y todo a la vez. Chau, Luna hermosa. Hasta mañana.
      Es tiempo de alimentarse. En Encuentro están dando El origen de las especies, serie documental sobre la historia de la música autóctona argentina. El capítulo de esa noche era Canto con caja, y para un recién llegado de la Luna e ignorante de casi todo lo musical no hay nada mejor que deleitarse con vidalas, coplas y bagualas, palabras escuchadas por ahí pero hasta ese momento sin significado. Pero ya no más. Ahora viajaba por el norte, por La Rioja y Tucumán mientras cenaba frugalmente y escuchaba su música. Ojalá esos documentales no terminaran nunca.
      Pero lo hacen. Y ya visto South Park y saboreado una naranja (que parecía la Luna si se la miraba de cerca) era momento de armar las valijas y partir hacia Júpiter, que no está en oposición todavía pero le pega en el palo. Sumo y Patricio Rey me musicalizarán en el periplo, porque si hay algo más hermoso que la noche es acompañarla con un saxo. Todos lo saben.
      Estallando desde el océano pongo primera y le apunto con el 18 mm al Gigante. Ahí estaba, esbelto como un dios romano debe verse, padre de la justicia y señor de los cielos. Inmenso y bien escoltado por sus cuatro lunas galileanas (Ío, Calisto, Europa y Ganímedes) danzantes y cubriéndolo en cuatro giros, rápidos algunos, pacientes otros. Sin sentirse herido en su pudor el dios se deja ver por este mortal, intruso nocturno, que lo escudriña de pies a cabeza y tiene la osadía de contarle hasta cuatro bandas. Sigue en su atrevimiento, luego, contando hasta 6 franjas con el ya querido 12 mm.
      Algo sucede allá arriba… alguien no parece estar contenta por mi intromisión. A alguien no le gustó que los sorprendiera en tan hermoso baile: una de las lunas, que mi ignorancia no me permite conocer cuál (no vale hacer trampa en Google), está enojada y pretende tapar mi visión del planeta; se apura, pasa por delante de él y se pierde en el brillo del astro. Miro a simple vista y reflexiono: ¿habrá querido tapar a Júpiter o se habrá escondido para que no la viera? Pongo el de 5 mm (ahora cuento 7 bandas, incluso algunas polares) para preguntarle si está enojada y pedirle disculpas, si así es, por invadir su intimidad. Pero no la encuentro. Le pregunto a Júpiter pero soy apenas un humano… un dios no me hablará así como así.
      Preocupado por la situación vuelvo al 18 mm y juego una y otra vez con el de 12. Luego de un rato y siendo cauto por la delicada situación decido poner los Fungis en la computadora y aprovechar para ir a Saturno. Pero el señor anilloso no quiere que lo vean todavía: está recién levantado y cubierto por los caprichos de la atmósfera. A simple vista lo puedo ver perfectamente como un punto sólido y amarillo. Pero sé que si le apunto con el telescopio nada bueno veré, así que aprovecho la oscuridad y me baño en el sur. Navego por Eta Carinae, por el Joyero y por la cantidad preciosa de estrellas que nuestra galaxia nos regala. Rojo, blanco, naranja, amarillo… negro espeso en el centro de Carina, brillantes cúmulos y cegadoras azules, todo eso está al alcance de una mirada. Son las cinco. La madurez nocturna. Aunque no le guste que lo vean antes de desayunar, Saturno deberá dejarse espiar.
      Pero antes… antes debo amigarme con Júpiter y sus lunas. Miro y el señor está en el cenit. Apunto, cargo… y allá voy. Enojada todavía, pero algo calmada, me imagino a la luna besándose con el gigante escondida entre su luz. Qué espectáculo tan impresionante. Ahora vamos por el oro de los anillos, que ya está casi listo.
      Vuelvo a empezar: 18 mm, apunto, foco y… el primer Saturno del 2017 se inclina ante mí, con su señorial vestimenta áurea, y me regala una brillante vista de sus enormes anillos. Una bolita dorada atravesada por una arandela cósmica que me saluda con dos de sus lunas. Titán, qué bien te queda la madrugada.
      La poca altura del sexto planeta en esta época hizo que mi experiencia con el de 12 y 5 mm no fuese como la de Júpiter o la Luna, pero debo admitir que incluso sin HD fue mágico y emocionante poder verlo por primera vez en el año. Ya vendrán reseñas para este señor, sin dudas.
      La noche terminó apacible, oscura y conmigo sentado mirando el cielo a ojo desnudo. Después de todo, un buen firmamento despejado es de por sí hermoso y tranquilizador. Una paz me invadió y duró todo el día siguiente. Vendrán noches iguales, mejores y tal vez distintas, pero lo mejor de todo es saber que vendrán.
      Mientras guardaba todo un pensamiento me asaltó de golpe y recordé algo: tengo que colimar.
    • Por Limonflito
      Este clásico objeto conocido como Pléyades del sur (bautizado así por su parecido a las Pléyades en Tauro - M45) fué descubierto por Abbe Lacaille en el año 1752. 

      Con una magnitud 1,9 , y tamaño aparente 50´, se encuentra a una distancia aproximada de 480 años luz de la tierra. Tiene una edad estimada en 50 millones de años, y es un cúmulo abierto tipo II3m : 

      II: Débil densificación central. 
      3: Estrellas de variada magnitud. 
      m: Medio: entre 50 y 100 estrellas. 

      Se ubica a simple vista en la zona de carina, ya que su componente mas brillante, Theta Carinae, tiene una magnitud 2,7.
       

       
      Al ser un cúmulo extenso, es conveniente utilizar binoculares para observarlo. Con mis Hokken 10x50 y una buena aclimatación a la oscuridad, observo unas 8 componentes de quinta magnitud, notando dos formaciones estelares: la más característica, hacia el este la hermosa azulada Theta Car, tiene forma de letra "M"; la otra, una línea de tres componentes en el centro del cúmulo. Entre los dos asterismos hay una franja muy notoria donde parece haber un "vacío estelar".  Cuento otras 5 estrellas de sexta magnitud rodeando el centro, y en los alrededores, una veintena con variado brillo, ninguna superando la novena magnitud. 
       
      Como experiencia personal, en el año 2015 cuando comencé a introducirme en la astronomía observacional, adquirí los mencionados Hokken, y dicho objeto fué uno de los primeros que observé apenas alcé los binos al cielo. Bastante novato todavía, tuve el coraje de dibujarlo. 
       
      Ahora con mas "cancha" para el astrodibujo, (esto después de asimilar muchas correcciones de compañeros del foro EspacioProfundo: respetar el FOV, puntualidad, colores, edición, etc), y aprendiendo a observar ademas de mirar, lo volví a retratar en condiciones y fecha similares, para ver las diferencias con aquella primera vez.    
       

       
      Fecha: 04-02-2015
      Horario: 2:30
      Herramientas: Lápiz HB, 2 HB, y hoja blanca. Editado en photoshop. 
      Equipo: Hokken 10x50
      Aumentos: 10x
      Seeing: 4/5
      Calidad de cielo: Bortle 2
      Temperatura: 20°C
      Luna: Sin luna 
      Lugar: General Viamonte - Córdoba- Argentina.
      Latitud/longitud : -33°45´00", -63°05´59"
       

       
      Fecha: 31-01-2017
      Horario: 2:30
      Herramientas: Lápiz HB, 2 HB, y hoja blanca. Editado en photoshop. 
      Equipo: Hokken 10x50
      Aumentos: 10x
      Seeing: 4/5
      Calidad de cielo: Bortle 2
      Temperatura: 26°C
      Luna: Sin luna 
      Lugar: General Viamonte - Córdoba- Argentina.
      Latitud/longitud : -33°45´00", -63°05´59"
       
      Original
       

       
       
      Saludos y buenos cielos !!
       
      Rodrigo.