Jump to content
Astronomia - Espacio Profundo
Conéctate para seguir esto  
Priwe

Transporte de heritage

Recommended Posts

Hola, soy yo de nuevo. Este fin de semana tengo qué ir hacia Luján por unos dias y quisiera  llevar  el telescopio, el problema es que voy en tren y no voy a poder llevarlo en la caja. ¿Que puedo hacer para transportarlo? 

Saludos. 

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Sacá el tubo, envolvelo en una frazada y metelo en un bolso chico, que no reciba golpes. El soporte lo llevás en la mano. Suerte, por las dudas, ojo con los chorros.

Compartir este post


Enlace al post
Compartir en otros sitios

Registra una cuenta o conéctate para comentar

Debes ser un miembro de la comunidad para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrate en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una cuenta nueva

Iniciar Sesión

¿Ya tienes cuenta? Conéctate aquí.

Iniciar Sesión

Conéctate para seguir esto  

  • Contenido Similar

    • Por alfa015
      Buenas! La empresa Unistellar está barajando la posibilidad de presentar su telescopio 'Evscope' en España (para los que no lo sepan, Evscope es un telescopio de 4.5 pulgadas que acumula luz y en cuestión de segundos muestra objetos de cielo profundo con una nitidez equivalente a un telescopio de 40 pulgadas, tan nítido que se ven los colores y ya no digamos las formas..). Será el primer telescopio de este tipo. Aquí algunas capturas instantáneas, esto se puede ver por el telescopio:
       

       
      El otro día les escribí y me dijeron que no estaban seguros de hacer una demo en España porque según ellos la prensa y la comunidad de astrónomos en España apenas ha comentado o escrito artículos sobre el telescopio. Así pues, querría saber por favor si alguno de vosotros tiene una página web, blog o similar sobre astronomía, telescopios.. con bastantes seguidores y no le importa realizar un pequeño artículo / comentario sobre el telescopio (hasta podría redactarlo yo), o si alguien conoce a algún periodista que escriba sobre estos temas para su periódico. La idea es más que nada difundir un poco la existencia del telescopio para que se animen a venir a España a hacer la demo.
       
      El telescopio me han dicho que saldrá a la venta a finales de este año por algo menos de 1.000 euros. Aquí su página web: http://unistellaroptics.com/en/
       
      Un saludo!
    • Por maxipolo
      Amigos, quiero invitarlos a participar de la jornada de observación en la que participaremos con varios miembros de Espacio Profundo.
      La actividad se realizará el día sábado 26/08 a partir de las 17:00hs. en la plaza del barrio Manuelita de San Miguel.(Pringles y Túpac Amaru).
      La jornada se encuentra dentro del programa "Cielito Lindo" de la Universidad Nacional de General Sarmiento, con quienes estamos colaborando para la difusión de la astronomía.
       

       
      Esperamos que participen de la jornada.
       
      Saludos.
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
       
      2
    • Por Alvarez
      Primero veamos que se entiende por telescopios rápidos (o luminosos) y lentos (u oscuros).

      En realidad ese es un término que proviene de la fotografía y hace referencia a la relación focal del telescopio (F), que es el cociente entre apertura y distancia focal, ambos en las mismas unidades. Así pues, a los telescopios con pequeñas relaciones focales (típicamente F5 o menos) se los denomina rápidos o luminosos en referencia a los tiempos de exposición, en otras palabras se requiere un tiempo menor para captar la misma cantidad de luminosidad que uno lento u oscuro (típicamente F10 o más).

      Entre F5 y F10 hay un terreno intermedio que podría ser considerado la tierra de los “multiuso” aunque, como veremos más adelante, la calidad del ocular se hace mucho más crítica a medida que nos acercamos a F5, reduciéndose en general también el contraste de la imagen a medida que se llega a dicho valor.

      En base a lo anterior seria viable pensar que un telescopio rápido es lo más conveniente para visual, si embargo no es así, más aún es todo lo contrario. La única ventaja que posee un telescopio rápido en visual radica en el campo de visión, a menor relación focal es evidente que el campo alcanzado es mayor.

      En efecto, el campo máximo (MFOV) que se puede alcanzar con un determinado ocular depende de la focal del telescopio y el diámetro del ocular y está acotado por:
      Mientras que para el ocular el campo (TFOV) estará dado por:
      Donde:
      Si bien el AFOV de un ocular está especificado, dicho valor se puede calcular aproximadamente mediante:
      Considerando que en cualquier caso debería ser: TFOV <= MFOV, el AFOV Máximo del ocular estaría dado por:
      En realidad está es la única ventaja real de los telescopios más rápidos, la cual es muy relativa ya que para visual siempre es posible utilizar reductores focales.
      ¿Pero por qué la luminosidad no es importante en visual?
      Esto se debe a que el ojo humano es muy superior a cualquier CCD o película en lo que a captación de luz se refiere, por lo que no es tan dependiente de la relación focal.

      Con lo dicho hasta acá sería lo mismo un telescopio rápido que uno lento para visual, sin embargo no es así. Un telescopio con una relación focal alta es lo más conveniente en visual, ahora veremos el por qué de esto.

      Un parámetro muy importante en la observación es el concepto de pupila de salida (PS) que vendría a ser el área efectiva a la salida del ocular en donde se forma la imagen que será capturada por la pupila del observador. En consecuencia, si la pupila de salida aumenta por encima de la pupila del observador produce cierta pérdida de luminosidad (equivale a observar en un telescopio de menor apertura).

      Lo anterior es en la mejor de las situaciones (telescopios refractores), en el caso particular de telescopios con obstrucciones puede incluso haber una pérdida de imagen denominada blackout. En efecto, al tener una pupila de salida mayor a la del ojo del observador se puede estar observando la obstrucción lo que produce un oscurecimiento total o parcial de la imagen. Obviamente el blackout será más notorio en telescopios catadióptricos que en los reflectores newtonianos (ya que los primeros tienen una mayor obstrucción).

      La pupila de salida (PS) está dada por la expresión:
      En condiciones normales de observación, sin presencia de luces externas (pupila dilatada), la pupila del observador (PO) estará dada por:
      Para óptimas condiciones de observación debería ser PO > PS

      Es evidente que al aumentar la relación focal, para el mismo ocular se reduce la pupila de salida. Si bien esto puede no parecer muy importante es crítico en observación ya que permite una mayor tolerancia frente a los defectos de los oculares ya que se toma una menor porción del mismo. Hay que tener en cuenta que la capacidad del ojo (al igual que la de nuestro cerebro) para integrar imágenes depende que las mismas estén lo más libre de posibles aberraciones.

      De aquí que los primeros refractores con relaciones grandes (incluso superiores al F15 de algunos Maksutov-Cassegrain actuales) pudieran brindar imágenes aceptables aún con oculares Huygens o Kellner, que hoy en día son considerados como “entry level”. En otras palabras, no es necesario recurrir a oculares costosos para una buena calidad de imagen, lo que si es mandatario en telescopios rápidos.

      Si bien esta es la única ventaja  formal de los telescopios lentos ya que se relaciona directamente con la relación focal, hay otras dos que se relacionan con una particularidad obvia de los telescopios lentos, que es poseer una focal larga. A continuación veremos dos de esas ventajas, aunque en rigor sólo la primera es relevante.
      Mejor contraste
      Una de las características del ojo es que puede apreciar más detalles si la imagen está bien contrastada, es decir, los bordes se aprecian más definidos. Es evidente entonces que si mantenemos la apertura, a mayor focal la luz capturada se distribuye en una mayor área del punto en el que se forma la imagen brindando así mucho mayor contraste. De allí que sean más recomendados para observación de objetos puntuales (planetaria, galaxias, cúmulos cerrados, etc.) que los telescopios más rápidos.

      Esto mismo se puede ver de otra forma, supongamos dos telescopios de 200mm de apertura, uno F4 (800 mm de focal) y el otro F10 (2000 mm de focal) y supongamos que buscamos una magnificación de 100x. Es evidente que en el primer caso necesitaríamos un ocular de 8 mm, mientras que en el segundo uno de 20 mm, si bien en ambas situaciones la pupila de salida es idéntica (2 mm), el fiel stop del ocular de 20 mm es muy superior al del otro ocular, lo que brinda una imagen más “cómoda” y más contrastada.

      Sin embargo es importante destacar que en algunos casos con ópticas muy bien tratadas es posible lograr altos grados de contraste (aún con telescopios de focal muy corta), o lo que es equivalente, utilizar oculares muy corregidos para aumentar el contraste. Por lo general esto se realiza agregando elementos en el tren óptico, logrando así diseños más complejos que reducen drásticamente varias de las posibles aberraciones y maximizan el contraste.

      Pero acá hay que tener algo en cuenta, desde el punto de vista óptico influye la cantidad de elementos de un ocular, así como también ocurre con los refractores apocromáticos (doblete, triplete, etc.). En efecto, al agregar elementos en un ocular hay reflexiones internas por diferencias de impedancia óptica (parte de la luz se refleja al pasar entre medios con diferente índice de refracción). Para evitar este tipo de aberraciones es necesario recurrir a recubrimientos muy optimizados para sopesar esos defectos y lograr así  una mayor corrección y contraste. Por lo que resulta evidente que esto nos lleva a una situación similar a la del punto anterior cuando analizábamos la pupila de salida, para obtener un contraste aceptable se requieren muy buenos oculares con excelentes recubrimientos (que por lo general no son baratos).
      Eye relief más adecuado (aunque solo aplicaría a observadores sin anteojos)
      Otra ventaja un tanto menor de las focales largas es que no se aumenta demasiado el eye relief por sobre los valores especificados por el ocular. El eye relief es un parámetro que indica la distancia entre el plano del ocular y el punto en el que se forma la pupila de salida, en otras palabras la distancia entre el ocular y el ojo del observador. Este parámetro posee una importancia muy relativa para los observadores sin anteojos y depende de cada uno cual es el valor más confortable.

      Un valor de eye relief muy pequeño obliga pegar el ojo al ocular, dificultando la observación en personas con anteojos, en contrapartida un valor demasiado grande implica que se debe separar mucho el ojo permitiendo que las luces parásitas del entorno molesten en la observación. En general se consideran más que aceptables valores entre 15mm y 25mm.

      El problema es que este valor no es fijo, el eye relief especificado para un ocular es en rigor es un valor de mínima, ya que siempre aumenta dependiendo de la focal del telescopio y la del propio ocular, ese aumento (growth) está dado por:
      Donde:
      Por lo que el eye relief real estará dado por: Eye relief especificado + Growth

      De esto se deduce que al aumentar la focal del telescopio (ft) la variación en el eye relief tiende a ser menos marcada, lo mismo que al disminuir la focal del ocular (fo). En el límite, cuando ft tiende a infinito, el valor del eye relief es directamente el especificado por el ocular.

      Antes se mencionó que era una ventaja muy relativa ya que en por ejemplo en un telescopio con una focal de 800 mm con un ocular de 32 mm ese crecimiento (growth) sería de 1.33mm, mientras que el mismo ocular en un telescopio de 2000 mm de focal aportaría un crecimiento de sólo 0.52mm. En otras palabras, si bien impacta menos cuanto mayor es la focal, en general  las variaciones resultan en cualquier caso despreciables.

      Tal como se mencionó más arriba, en los dos casos anteriores solo se habla de focal del telescopio, por lo que no serían en realidad una ventaja de los telescopios lentos sino sólo de los de focales largas (si bien es algo que está implícito en los telescopios lentos).
      En conclusión
      Si lo que se busca es visual con una buena calidad de imagen sin recurrir a oculares de alto costo, bien contrastada y con un eye relief más adecuado para un observador sin anteojos, la respuesta es una alta relación focal (cuanto mayor mejor).

      Si bien es cierto que se tiene menor campo de visión eso no sería un problema demasiado grave si el MFOV del telescopio no es muy reducido (mayor un grado por ejemplo). Para ello se dispone en el mercado de reductores focales para visual, los que combinados a un ocular de focal adecuada permitirán aprovechar todo el MFOV que puede entregar el telescopio. Sin embargo se debe tener en cuenta que aún con un reductor focal nunca se podrá obtener más campo que el máximo que puede entregar el telescopio (MFOV), si se exagera con el reductor focal o la focal del ocular se tendrá viñeteo. En general estos reductores focales para visual poseen un costo relativamente bajo en comparación de los utilizados en fotografía.

      Aunque como ya se dijo, al reducir la relación focal se hace necesario invertir en oculares de mejor calidad. Por lo que nunca esta de más en la valija del observador un buen reductor focal para visual junto con algunos buenos oculares de 2” de focales altas, pero siempre teniendo en cuenta que:
      Donde:
      Mucha de la información vertida en este artículo fue recabada con la ayuda de varios usuarios del Foro de Espacio Profundo, entre los que se destaca la colaboración de: Eduardo Juliá (Chuli) y Néstor Díaz (Néstor D. Díaz), así como también a Ramiro Torres (ramirotorres), quien nos abrió la cabeza al mundo de los oculares Premium y nos obligo a leer más acerca de ese tema (lo que a su vez me llevo a echar mano de esos oculares y acceder a otra forma de ver las cosas). Tampoco puedo dejar de mencionar al amigo Marcos Rodríguez (Borges), con quien discutimos varios de estos temas y me ayudó a hacer varias de las pruebas que nos permitieron verificar en forma práctica algunos de los resultados que son presentados en este artículo.

      Ver artículo
    • Por Alvarez
      Primero veamos que se entiende por telescopios rápidos (o luminosos) y lentos (u oscuros).

      En realidad ese es un término que proviene de la fotografía y hace referencia a la relación focal del telescopio (F), que es el cociente entre apertura y distancia focal, ambos en las mismas unidades. Así pues, a los telescopios con pequeñas relaciones focales (típicamente F5 o menos) se los denomina rápidos o luminosos en referencia a los tiempos de exposición, en otras palabras se requiere un tiempo menor para captar la misma cantidad de luminosidad que uno lento u oscuro (típicamente F10 o más).

      Entre F5 y F10 hay un terreno intermedio que podría ser considerado la tierra de los “multiuso” aunque, como veremos más adelante, la calidad del ocular se hace mucho más crítica a medida que nos acercamos a F5, reduciéndose en general también el contraste de la imagen a medida que se llega a dicho valor.

      En base a lo anterior seria viable pensar que un telescopio rápido es lo más conveniente para visual, si embargo no es así, más aún es todo lo contrario. La única ventaja que posee un telescopio rápido en visual radica en el campo de visión, a menor relación focal es evidente que el campo alcanzado es mayor.

      En efecto, el campo máximo (MFOV) que se puede alcanzar con un determinado ocular depende de la focal del telescopio y el diámetro del ocular y está acotado por:
      Mientras que para el ocular el campo (TFOV) estará dado por:
      Donde:
      Si bien el AFOV de un ocular está especificado, dicho valor se puede calcular aproximadamente mediante:
      Considerando que en cualquier caso debería ser: TFOV <= MFOV, el AFOV Máximo del ocular estaría dado por:
      En realidad está es la única ventaja real de los telescopios más rápidos, la cual es muy relativa ya que para visual siempre es posible utilizar reductores focales.
      ¿Pero por qué la luminosidad no es importante en visual?
      Esto se debe a que el ojo humano es muy superior a cualquier CCD o película en lo que a captación de luz se refiere, por lo que no es tan dependiente de la relación focal.

      Con lo dicho hasta acá sería lo mismo un telescopio rápido que uno lento para visual, sin embargo no es así. Un telescopio con una relación focal alta es lo más conveniente en visual, ahora veremos el por qué de esto.

      Un parámetro muy importante en la observación es el concepto de pupila de salida (PS) que vendría a ser el área efectiva a la salida del ocular en donde se forma la imagen que será capturada por la pupila del observador. En consecuencia, si la pupila de salida aumenta por encima de la pupila del observador produce cierta pérdida de luminosidad (equivale a observar en un telescopio de menor apertura).

      Lo anterior es en la mejor de las situaciones (telescopios refractores), en el caso particular de telescopios con obstrucciones puede incluso haber una pérdida de imagen denominada blackout. En efecto, al tener una pupila de salida mayor a la del ojo del observador se puede estar observando la obstrucción lo que produce un oscurecimiento total o parcial de la imagen. Obviamente el blackout será más notorio en telescopios catadióptricos que en los reflectores newtonianos (ya que los primeros tienen una mayor obstrucción).

      La pupila de salida (PS) está dada por la expresión:
      En condiciones normales de observación, sin presencia de luces externas (pupila dilatada), la pupila del observador (PO) estará dada por:
      Para óptimas condiciones de observación debería ser PO > PS

      Es evidente que al aumentar la relación focal, para el mismo ocular se reduce la pupila de salida. Si bien esto puede no parecer muy importante es crítico en observación ya que permite una mayor tolerancia frente a los defectos de los oculares ya que se toma una menor porción del mismo. Hay que tener en cuenta que la capacidad del ojo (al igual que la de nuestro cerebro) para integrar imágenes depende que las mismas estén lo más libre de posibles aberraciones.

      De aquí que los primeros refractores con relaciones grandes (incluso superiores al F15 de algunos Maksutov-Cassegrain actuales) pudieran brindar imágenes aceptables aún con oculares Huygens o Kellner, que hoy en día son considerados como “entry level”. En otras palabras, no es necesario recurrir a oculares costosos para una buena calidad de imagen, lo que si es mandatario en telescopios rápidos.

      Si bien esta es la única ventaja  formal de los telescopios lentos ya que se relaciona directamente con la relación focal, hay otras dos que se relacionan con una particularidad obvia de los telescopios lentos, que es poseer una focal larga. A continuación veremos dos de esas ventajas, aunque en rigor sólo la primera es relevante.
      Mejor contraste
      Una de las características del ojo es que puede apreciar más detalles si la imagen está bien contrastada, es decir, los bordes se aprecian más definidos. Es evidente entonces que si mantenemos la apertura, a mayor focal la luz capturada se distribuye en una mayor área del punto en el que se forma la imagen brindando así mucho mayor contraste. De allí que sean más recomendados para observación de objetos puntuales (planetaria, galaxias, cúmulos cerrados, etc.) que los telescopios más rápidos.

      Esto mismo se puede ver de otra forma, supongamos dos telescopios de 200mm de apertura, uno F4 (800 mm de focal) y el otro F10 (2000 mm de focal) y supongamos que buscamos una magnificación de 100x. Es evidente que en el primer caso necesitaríamos un ocular de 8 mm, mientras que en el segundo uno de 20 mm, si bien en ambas situaciones la pupila de salida es idéntica (2 mm), el fiel stop del ocular de 20 mm es muy superior al del otro ocular, lo que brinda una imagen más “cómoda” y más contrastada.

      Sin embargo es importante destacar que en algunos casos con ópticas muy bien tratadas es posible lograr altos grados de contraste (aún con telescopios de focal muy corta), o lo que es equivalente, utilizar oculares muy corregidos para aumentar el contraste. Por lo general esto se realiza agregando elementos en el tren óptico, logrando así diseños más complejos que reducen drásticamente varias de las posibles aberraciones y maximizan el contraste.

      Pero acá hay que tener algo en cuenta, desde el punto de vista óptico influye la cantidad de elementos de un ocular, así como también ocurre con los refractores apocromáticos (doblete, triplete, etc.). En efecto, al agregar elementos en un ocular hay reflexiones internas por diferencias de impedancia óptica (parte de la luz se refleja al pasar entre medios con diferente índice de refracción). Para evitar este tipo de aberraciones es necesario recurrir a recubrimientos muy optimizados para sopesar esos defectos y lograr así  una mayor corrección y contraste. Por lo que resulta evidente que esto nos lleva a una situación similar a la del punto anterior cuando analizábamos la pupila de salida, para obtener un contraste aceptable se requieren muy buenos oculares con excelentes recubrimientos (que por lo general no son baratos).
      Eye relief más adecuado (aunque solo aplicaría a observadores sin anteojos)
      Otra ventaja un tanto menor de las focales largas es que no se aumenta demasiado el eye relief por sobre los valores especificados por el ocular. El eye relief es un parámetro que indica la distancia entre el plano del ocular y el punto en el que se forma la pupila de salida, en otras palabras la distancia entre el ocular y el ojo del observador. Este parámetro posee una importancia muy relativa para los observadores sin anteojos y depende de cada uno cual es el valor más confortable.

      Un valor de eye relief muy pequeño obliga pegar el ojo al ocular, dificultando la observación en personas con anteojos, en contrapartida un valor demasiado grande implica que se debe separar mucho el ojo permitiendo que las luces parásitas del entorno molesten en la observación. En general se consideran más que aceptables valores entre 15mm y 25mm.

      El problema es que este valor no es fijo, el eye relief especificado para un ocular es en rigor es un valor de mínima, ya que siempre aumenta dependiendo de la focal del telescopio y la del propio ocular, ese aumento (growth) está dado por:
      Donde:
      Por lo que el eye relief real estará dado por: Eye relief especificado + Growth

      De esto se deduce que al aumentar la focal del telescopio (ft) la variación en el eye relief tiende a ser menos marcada, lo mismo que al disminuir la focal del ocular (fo). En el límite, cuando ft tiende a infinito, el valor del eye relief es directamente el especificado por el ocular.

      Antes se mencionó que era una ventaja muy relativa ya que en por ejemplo en un telescopio con una focal de 800 mm con un ocular de 32 mm ese crecimiento (growth) sería de 1.33mm, mientras que el mismo ocular en un telescopio de 2000 mm de focal aportaría un crecimiento de sólo 0.52mm. En otras palabras, si bien impacta menos cuanto mayor es la focal, en general  las variaciones resultan en cualquier caso despreciables.

      Tal como se mencionó más arriba, en los dos casos anteriores solo se habla de focal del telescopio, por lo que no serían en realidad una ventaja de los telescopios lentos sino sólo de los de focales largas (si bien es algo que está implícito en los telescopios lentos).
      En conclusión
      Si lo que se busca es visual con una buena calidad de imagen sin recurrir a oculares de alto costo, bien contrastada y con un eye relief más adecuado para un observador sin anteojos, la respuesta es una alta relación focal (cuanto mayor mejor).

      Si bien es cierto que se tiene menor campo de visión eso no sería un problema demasiado grave si el MFOV del telescopio no es muy reducido (mayor un grado por ejemplo). Para ello se dispone en el mercado de reductores focales para visual, los que combinados a un ocular de focal adecuada permitirán aprovechar todo el MFOV que puede entregar el telescopio. Sin embargo se debe tener en cuenta que aún con un reductor focal nunca se podrá obtener más campo que el máximo que puede entregar el telescopio (MFOV), si se exagera con el reductor focal o la focal del ocular se tendrá viñeteo. En general estos reductores focales para visual poseen un costo relativamente bajo en comparación de los utilizados en fotografía.

      Aunque como ya se dijo, al reducir la relación focal se hace necesario invertir en oculares de mejor calidad. Por lo que nunca esta de más en la valija del observador un buen reductor focal para visual junto con algunos buenos oculares de 2” de focales altas, pero siempre teniendo en cuenta que:
      Donde:
      Mucha de la información vertida en este artículo fue recabada con la ayuda de varios usuarios del Foro de Espacio Profundo, entre los que se destaca la colaboración de: Eduardo Juliá (Chuli) y Néstor Díaz (Néstor D. Díaz), así como también a Ramiro Torres (ramirotorres), quien nos abrió la cabeza al mundo de los oculares Premium y nos obligo a leer más acerca de ese tema (lo que a su vez me llevo a echar mano de esos oculares y acceder a otra forma de ver las cosas). Tampoco puedo dejar de mencionar al amigo Marcos Rodríguez (Borges), con quien discutimos varios de estos temas y me ayudó a hacer varias de las pruebas que nos permitieron verificar en forma práctica algunos de los resultados que son presentados en este artículo.
    • Por admin
      Podría decirse que los tipos de telescopios pueden, al igual que los automóviles, dividirse en gamas. Para ver cada uno, primero vamos a ver algunos detalles.
       
      La relación focal (f/d) esta relación se obtiene dividiendo la distancia focal por el diámetro. Por ejemplo, en un telescopio de 114/900, el primer número es el diámetro y el segundo la distancia focal. Por ello, dividiendo 900/114 = 7,9, lo que significa que su luminosidad es f/d: 7,9. Cuanto más bajo es el número, el instrumento es más luminoso, fundamentalmente para fotografía.
      Ademas, los telescopios reflectores (con espejos) de una relación focal de f/d: 8 o más, pueden tener forma esférica, ya que las imágenes son perfectas. El problema esta cuando la relación focal es más corta, es necesario que la forma del espejo sea parabólica, lo que hace que sean más difíciles de construir, y normalmente son mas caros.
      Los refractores de f/d corta (menos de F8) tienen aberración cromática (las imágenes se ven con un halo de color).
       
      Después de haber aclarado estos puntos, vamos a las gamas: Gama baja
      Aquí se incluyen los telescopios mas pequeños, generalmente de menos de 60 mm de diámetro. Otra característica distintiva de esta gama es que los oculares que poseen son de 0,965' de diámetro. Estos oculares son de menor calidad, y aunque puede observarse en condiciones normales aceptablemente, tienen algo de aberración cromática, y campos reducidos. Adicionalmente, son de tipo Huygens o Ramsdem, los modelos más simples. No existen Plossl de 0,965'. Sus monturas son azimutales y simples, y posiblemente sea el punto mas débil de la gama baja. Son telescopios ideales para niños, o cuando se esta probando si te gusta la observacion astronómica o no. Evidentemente siempre que sea posible desde el punto de vista económico, es preferible adquirir uno de la gama media-baja o mós. Pero sin duda no se puede comprar algo tan barato y que tenga prestaciones excelentes.
      Hay que imaginarlos como un paso adelante de unos binoculares. Se ve más grande, se empiezan a notar detalles en los planetas. Pero repito: la desventaja principal de este tipo de instrumentos es que su montura es inadecuada para uso astronómico.
      Estos son los HPR50360AL, HPR50600AL y el HPR70360AL. Este ultimo, a pesar de que tiene 70 mm. de diámetro, por su diseño entra en esta categoría.
      Gama medio-baja
      Aquí están ubicados los telescopios 60 a 76 mm. de diámetro, todavía con oculares de 0,965', aunque algunos tienen la posibilidad de aceptar los oculares de mejor calidad de 1,25'. Sus monturas son azimutales, y tienen movimientos finos en altura.
      Modelos H76700AZ1 (oculares de 1,25'), HPR76700AL (oculares de 0,965). El HPR76900AL casi califica como gama media, porque tiene movimientos finos en ambos ejes (es ecuatorial) y oculares de 1,25'.
      Gama media
      Estos instrumentos tienen monturas azimutales o ecuatoriales, con movimientos finos en ambos ejes. Tienen oculares de 1.25', y en la montura tienen un tornillo que permite montar una cámara fotográfica para sacar fotos 'off-axis'. 
      Los ecuatoriales pueden motorizarse en un eje, el eje ecuatorial o de ascensión recta.
      A este grupo pertenecen los refractores H70900AZ3 (versión azimutal), H70900EQ1 45/90° (versión ecuatorial), ambos muy buenos también para observación terrestre, y el reflector H114900EQ2. (el caballito de batalla de los telescopios. Bueno para casi todo, a un costo muy razonable).
      El H114500EQ1 no lo consideramos, porque tiene una relación focal de f/d: 4,4, y el espejo es esférico, no parabólico. A bajos aumentos tiene buena visibilidad, pero a grandes aumentos no tiene la calidad suficiente. No lo recomendamos. Gama Medio-Alta
      Tienen monturas mas firmes, fundamentalmente las EQ3. Estables, perfectas para fotografií de larga exposición en foco primario. En las relaciones focales cortas, los espejos son parabólicos. 
      Pueden motorizarse, en las EQ3 ambos ejes, el ecuatorial y el de declinación. Ya estamos en telescopios donde no hay límite como para observar o fotografiar.
      Los modelos son los H130900EQ2, H130650PEQ2, H150750PEQ3 y H1501200PEQ3
      Gama Alta
      Los telescopios de gama alta son muy robustos, admiten grandes pesos y siguen funcionando perfectamente. De hecho, la EQ6, soporta un reflector de 25 cm de diámetro, y un guiador -en nuestro caso, un refractor 70900 de casi 6 kilos de peso. Este grupo se caracteriza tambien por tener capacidad para usar oculares de 2'. Vienen dos tipos de monturas en este grupo: la EQ5 y EQ6. Ambas son ecuatoriales tipo alemán. La EQ6 es motorizada en ambos ejes de fábrica. El EQ5 la motorización es opcional. Algunos tienen 'buscador polar', un pequeño telescopio dentro del eje polar, que permite orientar con rapidez hacia el polo, para la observación durante largos períodos o para fotografía de larga exposición. (lamentablemente solo para el hemisferio norte, aunque puede usarse para el hemisferio sur). El de 254 mm de diámetro admite oculares de 2'. Este telescopio además posee un espejo secundario un poco mas grande de los normal, ya que esta pensado para fotografía. Fuera de gama
      Hay algunos que por sus características, no pueden ser clasificados fácilmente.
      Dobsonianos: Los dobsonianos (H2031200 DOB), muy bueno para observación, no utilizables sin adaptaciones complicadas (por ejemplo una montura Poncet), para fotografía de larga exposición. Son muy luminosos y fáciles de usar. Maksutov: Son relativamente pequeños en diámetro, y cortos de tubo, pero con relaciones focales largas. Tienen una calidad óptica superior. Son ideales para observación planetaria, por la estabilidad de su imagen.  
      Artículo gentileza de Telescopios Duoptic.com, distribuidor oficial de Sky-Watcher, iOptron, GSO, William Optics, Tele Vue, Orion, QHY CCD
      Visítenos!

×