| | | | | |
Letra: Chica Grande

 

US


Notas de Opinion - Sobre verdades y mentiras del fraude del viaje del hombre a la luna  Recomendar el sitio a un amigo Opinar sobre este tema en los foros 25685 visitas  

Uno de los mayores mitos que recorre el universo de la ciencia, la astronomía y la tecnología es el “supuesto fraude” respecto del viaje a la luna por parte de EE.UU. en 1969.


Trabajo enviado por:
Marcelo AbelendaMarcelo S. Abelenda

Licenciado en Ciencias de la Comunicación U.B.A.

 



Existe una cantidad inmensa de mitos populares que atraviesan las prácticas cotidianas de distintos pueblos alrededor del mundo. Mayor es aún el legado firme que dejan los llamados mitos urbanos. Tanto unos como otros están formados por un imaginario social que intenta dar explicación a fenómenos que escapan al sentido común, que escapan a lo entendible en términos de saberes básicos.

Lo difícil de entender o creer debe ser falso, esta es la tesis sobre la que se fundamentan tales “imaginarios”.

En este sentido, uno de los mayores mitos que recorre el universo de la ciencia, la astronomía y la tecnología es el “supuesto fraude” respecto del viaje a la luna por parte de EE.UU. en 1969.

Hay una serie de dispositivos discursivo-mediáticos que se crearon alrededor de este viaje humano al espacio exterior que se encaminan todos en tratar de “demostrar” que el viaje a la luna fue una especie de montaje cinematográfico al mejor estilo Hollywood propiciado por el gobierno norteamericano.

Un informe realizado por la NASA, en tierras del norte, arroja la cifra de que el 11% de los norteamericanos no cree en que el hombre haya puesto un pie en la luna, si este estudio se realiza fuera de EE.UU. la cifra de descreimiento aumenta exponencialmente. ¿Por qué se descree de un acontecimiento tan importante? ¿Cuáles son las razones para semejante duda?

En cierta forma las razones pueden ser muchas, de diversa índole, de carácter político, de naturaleza ideológica, así se podría hablar de la carrera espacial que se forjo entre el capitalista EE.UU. y la comunista U.R.S.S.  Tomando como eje de acción la superación en materia tecnológica y astronáutica ambos países comenzaron una competencia que se traslado hacia un significado mas allá de lo puramente científico. Así, el primero que llegara a la luna superaría a su contrincante, pero no en materia tecnológica, si no, por elevación significativa, como modelo de desarrollo social. Considerar esta competencia como la fuente principal del fraude propiciado por EE.UU. es realmente descabellado. ¿Quién no pondría “el grito en el cielo” desmintiendo el viaje norteamericano a la luna más que la propia Rusia? La forma de demostrar el supuesto fraude sería demasiado fácil para ellos.

Otra explicación que suele darse es respecto de la guerra de Vietnam, y apuntar al viaje a la luna como pantalla de humo que pretendió alejar a la opinión pública de la negatividad de tal guerra en la población americana.

Como estas dos “teorías” pueden enumerarse muchas más, pero lo cierto es que no importa como, cierto imaginario social no cree en el viaje espacial, aunque se le muestren pruebas contundentes. Lo mas interesante, es que los mismos que no creen en el proyecto Apollo, creen quizás en fenómenos paranormales como Pie-Grande, u otras bestias surrealistas. El limite entre la ciencia y la ficción suele ser en estos casos muy borroso.

Por otro lado, una de las explicaciones más famosas, es la “Teoría de la conspiración”, en ella se debaten y exponen una serie de argumentos lógicos que pretenden demostrar la falsedad del viaje lunar.

Veamos algunos puntos, que pretendidamente lógicos, rozan con lo absurdo, quizás lo grotesco.

1-En las fotos ofrecidas por la NASA del alunizaje y caminata lunar, no pueden verse estrellas de ningún tipo sobre el fondo. El cielo es totalmente negro, y en la luna al no haber atmósfera, las estrellas deberían aparecer incluso más visibles que en la tierra.  El viaje a la luna es un fraude.

Este punto carece de sentido, ya que  cuando se realizo el alunizaje, el sol estaba en el horizonte, debido a que había un amanecer local en la luna, y la superficie era muy luminosa,  a esto se agrega que los astronautas llevaban trajes blancos y muy luminosos. Bajo estas condiciones, para fotografiar un astronauta se requiere un tiempo de exposición rápido con una apertura del objetivo muy pequeña, así, con una rápida exposición, las estrellas no pueden quedar registradas en la película de la cámara. No tiene nada que ver la oscuridad del cielo, es simplemente la falta de exposición. No se podría fotografiar a los astronautas y las estrellas al mismo tiempo.

2-En las fotos ofrecidas por la NASA, la bandera norteamericana aparece dando una sensación de movimiento, como si ondeara al viento. Esto demuestra el fraude, ya que en la luna al no haber atmósfera, tampoco puede haber viento.

Este fenómeno se observa, porque la bandera estaba doblada y arrugada durante el viaje, pero más simple que esto es el hecho de que no se necesita viento para que una bandera ondee, al clavar la bandera en el suelo el astronauta realizó los movimientos típicos hacia un lado y hacia el otro para que la bandera penetrara. Este movimiento genero las ondas al ser realizado con gran ímpetu, incluso en un medio sin atmósfera.

3-El modulo lunar al descender levanto una nube de polvo, de tal manera que en los alrededores de la zona de alunizaje, todo el polvo debería haber desaparecido, dejando una zona libre de polvo y arena. Este fenómeno se contradice con las huellas de los astronautas, por lo tanto el viaje ha sido un fraude.

Otro gran error! Como en la luna no hay atmósfera, no hay aire que pueda ser movido por los gases emitidos por el motor del modulo lunar. Ese aire que no se movió (porque no existe) no pudo haber limpiado nada! De manera que lo que si pudo haber movido algo de polvo es el gas propulsado por el motor de la nave, pero en una superficie bien menor, por lo tanto es lógico que hayan dejado huellas en el suelo lunar!

Estos son tres simples argumentos que intentan demostrar un fraude. Lo cierto que el fraude mas bien viene del lado de aquellos que insisten en demostrar lo indemostrable. Puede pensarse que los intentos por desacreditar a la NASA vengan por parte de aquellos que no se sientan cómodos con el accionar de EE.UU. en el mundo. Lo que demuestra una ves más la torpeza de sus argumentos. Tomar la parte por el todo no es el camino ideal. Lo más probable en verdad, es que los intereses por divulgar el “supuesto fraude” provenga de intereses mercantilizados, y sensacionalistas.

La NASA jamás a intentado demostrar el viaje a la luna. ¿Acaso tener que demostrarlo, no es entrar en el juego de los que descreen? Que la carrera espacial haya sido real, no significa que el viaje a la luna haya sido falso, en ultima instancia hacer creer o creer que solo se trato de una fraude, es creer también en que los científicos y el gobierno ruso de la época fue demasiado tonto y pasivo, nada más lejos de la realidad.
Hoy lejos de la guerra fría, los incrédulos siguen sospechando, pero son los que no se toman ni un minuto en pensar, y van corriendo desesperados a comprar el ultimo numero de la revista Superman, o esperan ansiosos por consumir productos de una industria cultural cada vez mas formateada.
 

Regresar a la sección Notas de Opinion