Jump to content
  • Calendario de Lluvias de estrellas

    Estas a continuación son las más relevantes para el Hemisferio Sur y Norte
    1. 1

      Cuadrántidas - 3-4 de Enero

      Descripción Las Cuadrántidas tienen el potencial de ser la lluvia más fuerte del año, pero generalmente se quedan cortas debido a la corta duración de la actividad máxima (6 horas) y al mal clima experimentado a principios de enero. La tasa promedio por hora que uno puede esperar bajo cielos oscuros es 25. Estos meteoros generalmente carecen de trazas persistentes, pero a menudo producen bolas de fuego brillantes. Debido a la alta declinación del norte (latitud celeste), estos meteoros no se ven bien desde el hemisferio sur.   Son meteoros de velocidad moderada que radian de la constelación del Boyero, sin embargo reciben el nombre de la desaparecida constelación de Quadrans Muralis, que ocupaba parte del actual Boyero.   El cuerpo progenitor de las cuadrántidas fue probablemente identificado como el asteroide 2003 EH1, que se cree que fue a su vez el cometa C/1490 Y1 que observaron astrónomos chinos, japoneses y coreanos hace unos 500 años.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación del Boyero, en la zona comprendida entre las estrellas Nekkar y Edasich. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.     
    2. 2

      Líridas - 21-22 de Abril

      Descripción Las Líridas son una lluvia de meteoros de fuerza media que generalmente produce buenas tasas de meteoros durante tres noches centradas en el máximo. Estos meteoros también suelen carecer de trazas persistentes, pero pueden producir bolas de fuego. Estos meteoros se ven mejor desde el hemisferio norte, donde el radiante es alto en el cielo al amanecer. La actividad de esta lluvia se puede ver desde el hemisferio sur, pero a un ritmo menor.   Los meteoros provienen del Cometa Thatcher (C/1861 G1). El radiante se encuentra cerca de la estrella Vega, en la constelación de la Lira. Cuanto más alto está el radiante en el cielo mayor es la cantidad de estrellas observables. La Tierra choca con los residuos polvorientos del cometa a una velocidad relativa de 49 km/seg. Los meteoros de un tamaño no mayor a un grano de arena, llegan a la atmósfera terrestre y se desintegran como trazas de luz.   Con 18 estrellas por hora no es una de las lluvias de meteoros más abundantes del año, aunque a veces pueden alcanzar las 100 estrellas fugaces por hora. El cometa tiene un periodo largo alrededor del Sol de 415 años y fue descubierto en el año 1861.   Aunque el pico ocurre el 22 de abril, las estrellas pueden observarse desde el 16 hasta el 26 del mismo mes. Estos meteoros suelen ser muy brillantes ya que atraviesan bastante la atmósfera terrestre.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Lira, en la proximidad de la estrella Vega. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.     
    3. 3

      Eta Acuáridas - 6-7 de Mayo

      Descripción Las Eta Acuáridas son una fuerte lluvia de meteoros cuando se ven desde los trópicos del sur. Desde el ecuador hacia el norte, generalmente solo producen tasas medias de 10 a 30 por hora justo antes del amanecer. La actividad es buena durante una semana centrada en la noche de máxima actividad. Estos son meteoros rápidos que producen un alto porcentaje de trazas persistentes, pero pocas bolas de fuego.   Estan asociadas con el cometa 1P / Halley.  La lluvia es visible desde aproximadamente el 19 de abril hasta aproximadamente el 28 de mayo cada año, con su mayor actividad entre el 6 y 7 de mayo. A diferencia de la mayoría de las grandes lluvias de meteoros anuales, no existe un punto máximo para esta lluvia, sino que hay un cúmulo de buenas frecuencias que duran aproximadamente una semana centrada en el 7 de mayo. Los meteoros que vemos actualmente como miembros de la lluvia de Eta Acuáridas, se separaron del cometa Halley hace cientos de años. La órbita actual del cometa Halley no pasa lo suficientemente cerca de la Tierra para ser una fuente de actividad de meteoros.   Aunque esta lluvia no es tan espectacular como las Leónidas, no es un evento ordinario. Las Eta Acuáridas reciben su nombre porque su radiante parece centrarse en la constelación de Acuario, cerca de una de las estrellas más brillantes de la constelación, Eta Aquarii. La máxima actividad de la lluvia es aproximadamente de un meteoro por minuto, aunque esa frecuencia es raramente vista desde las latitudes más al norte, debido a la baja altitud del radiante.   Las Eta Acuáridas son mejor vistas en las horas antes del amanecer, lejos del brillo de las luces de la ciudad. Para los observadores de lugares más al norte, el radiante de la lluvia se encuentra apenas sobre el horizonte por unas pocas horas antes del amanecer, y observadores previos al amanecer, suelen ser premiados con frecuencias que se incrementan a medida que el radiante se eleva antes del amanecer. El mejor lugar para ver la lluvia es cerca del ecuador terrestre hasta 30 grados de latitud sur.   En 2005, la lluvia fue favorablemente visible porque coincidía con una luna nueva el 7 de mayo. En 2011, el máximo de la lluvia fue de nuevo favorecido con una luna nueva el 2 de mayo, lo que quiere decir, que el periodo alrededor del máximo era visible en cielos libres de luna antes del amanecer. En 2012 fueron vistas en peores condiciones; el 5 de mayo se vieron los meteoros más brillantes junto a una superluna alrededor del atardecer. El 6 de mayo de 2013 había una luna en cuarto creciente en el cielo antes de amanecer.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Acuario, en la proximidad de la estrella Sadachbia. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.       
    4. 4

      Delta Acuáridas del Sur - 29-30 de Julio

      Descripción La Delta Acuárida del Sur es otra lluvia fuerte que se ve mejor desde los trópicos del sur. Al norte del ecuador, el radiante se encuentra más abajo en el cielo del sur y, por lo tanto, las tasas son inferiores a las observadas desde el sur. Estos meteoros producen buenas tasas durante una semana centrada en la noche del máximo. Estos suelen ser meteoros débiles que carecen tanto de trazas persistentes como de bolas de fuego.   Esta asociada con el cometa 96P / Machholz. Está caracterizada por meteoros rápidos (entran en la atmósfera a 41 kilómetros por segundo) y de color blanco. Su  actividad es variable, pero oscila en torno a los 16 meteoros por hora. Para las mismas fechas esta activa también las Alfa Capricórnidas, por lo que desde el hemisferio sur se pueden ver 2 lluvias de estrellas a la vez.    ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Acuario, en la proximidad de la estrella Skat. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.     
    5. 5

      Alfa Capricórnidas - 29-30 de Julio

      Descripción Las Alfa Capricórnidas están activas desde el 3 de julio hasta el 15 de agosto con un máximo centrado el 30 de julio. Esta lluvia de estrellas no es muy fuerte y rara vez produce más de cinco objetos por hora. Lo que es notable acerca de esta lluvia es la cantidad de bolas de fuego brillantes producidas durante su período de actividad. Esta lluvia de estrellas se ve igualmente bien a ambos lados del ecuador.   Para las mismas fechas está activa también las Delta Acuáridas del Sur, por lo que desde el hemisferio Sur se pueden ver 2 lluvias de estrellas a la vez.     ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Capricornio, en la proximidad de la estrella Algedi Secunda. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.     
    6. 6

      Perseidas - 11-12 de Agosto

      Descripción Las Perseidas son la lluvia de meteoros más popular, ya que alcanzan su punto máximo en las cálidas noches de agosto desde el hemisferio norte. Las Perseidas están activas del 17 de julio al 24 de agosto. Alcanzan un máximo fuerte el 12 o 13 de agosto, dependiendo del año. Las tasas normales observadas desde ubicaciones rurales varían de 50 a 75 meteoros por hora como máximo.   Los meteoros de las Perseidas provienen del cometa 109P/Swift-Tuttle, que tarda 133 años en completar un viaje alrededor del sistema solar. Esta órbita está llena de partículas pequeñas, que han sido liberadas por el cometa en sus pasos anteriores.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Perseo, en la proximidad de la estrella Miram. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.   
    7. 7

      Táuridas del Sur - 9-10 de Octubre

      Descripción Las Táuridas del Sur son una lluvia de estrellas de larga duración pero de actividad baja que alcanza un máximo apenas perceptible el 9 o 10 de octubre. La lluvia de estrellas está activa durante más de dos meses, pero rara vez produce más de cinco objetos de la lluvia de estrellas por hora, incluso en la actividad máxima. Las táuridas (ambas ramas) son ricas en bolas de fuego y, a menudo, son responsables de un mayor número de informes de bolas de fuego de septiembre a noviembre. Son meteoros de velocidad baja que radian de la constelación de Tauro. El Cometa Encke es la fuente de ambas lluvias de meteoros Táuridas Sur y Norte. Se cree que este cometa está compuesto de restos de un cometa mucho más grande que se ha desintegrado entre los últimos 20.000 y 30.000 años. Durante este tiempo, la gravedad – especialmente la del planeta Júpiter – ha empujado los residuos del Cometa Encke a una amplia estela de densidad variable. Cuando la Tierra pasa través de esta estela durante su órbita alrededor del Sol, las 2 ramas más densas de los desechos se queman en nuestra atmósfera causando las lluvias de meteoros Táuridas del Sur y del Norte.  Los puntos radiantes de estas dos lluvias de meteoros residen enfrente de la constelación de Tauro. En otras palabras, cada una de estas lluvias parece irradiar de la constelación de Tauro por eso se llaman lluvias de meteoros Táuridas. Como puede esperarse el punto radiante de las Táuridas del Sur se encuentra en Tauro Sur, mientras que el de las Táuridas del Norte se encuentra en Tauro Norte.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Tauro, en una zona comprendida entre el cúmulo de las Pléyades, la estrella Aldebaran y la estrella Menkar. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.     
    8. 8

      Oriónidas - 21-22 de Octubre

      Descripción Las Oriónidas son una lluvia de estrellas de fuerza media que a veces alcanza una actividad de alta intensidad. En un año normal, las Oriónidas producen entre 10 y 20 objetos  como máximo. En años excepcionales, como 2006-2009, las tasas máximas estuvieron a la par con las Perseidas (50-75 por hora). Últimamente han producido una cantidad de estrellas fugaces bajas respecto al promedio de esta lluvia de estrellas.   La lluvia de estrellas de las Oriónidas está asociada al camino de partículas que dejó el cometa P/Halley cuando pasó cerca del Sol, hace dos décadas. En mayo se produce el primer paso de la Tierra por una de esas zonas en la que abundan fragmentos del Halley, creando así la lluvia denominada Eta Acuáridas. Ahora en octubre, pasa por la segunda zona creando las Oriónidas.   Estas partículas de polvo, normalmente del orden de décimas de milímetros, se incineran al entrar en la atmósfera terrestre, volviéndose incandescentes. Desde hace unos años la actividad de estas fugaces es más intensa de lo habitual, especialmente en 2006, año en que se observaron grandes bolas de fuego que alcanzaron una velocidad de 240.000 kilómetros por hora.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Orión, en una zona comprendida entre las estrellas Betelgeuse, Procyon y Elnath. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.         
    9. 9

      Táuridas del Norte - 11-12 de Noviembre

      Descripción Esta lluvia de estrellas es muy parecida a las Táuridas del Sur, solo activa un poco más tarde en el año. Cuando las dos lluvias están activas simultáneamente a fines de octubre y principios de noviembre, a veces hay un aumento notable en la actividad de la bolas de fuego. Parece que hay una periodicidad de siete años con estas bolas de fuego. 2008 y 2015 produjeron una notable actividad de bolas de fuego.   El Cometa Encke es la fuente de ambas lluvias de meteoros Táuridas Sur y Norte. Se cree que este cometa está compuesto de restos de un cometa mucho más grande que se ha desintegrado entre los últimos 20.000 y 30.000 años. Durante este tiempo, la gravedad – especialmente la del planeta Júpiter – ha empujado los residuos del Cometa Encke a una amplia estela de densidad variable. Cuando la Tierra pasa través de esta estela durante su órbita alrededor del Sol, las 2 ramas más densas de los desechos se queman en nuestra atmósfera causando las lluvias de meteoros Táuridas del Sur y del Norte.  Los puntos radiantes de estas dos lluvias de meteoros residen enfrente de la constelación de Tauro. En otras palabras, cada una de estas lluvias parece irradiar de la constelación de Tauro por eso se llaman lluvias de meteoros Táuridas. Como puede esperarse el punto radiante de las Táuridas del Sur se encuentra en Tauro Sur, mientras que el de las Táuridas del Norte se encuentra en Tauro Norte.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Tauro, más específicamente al cúmulo de las Pléyades, también conocido como Messier 45. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.       
    10. 10

      Leónidas - 16-17 de Noviembre

      Descripción Las Leónidas son más conocidas por producir tormentas de meteoros en los años de 1833, 1866, 1966, 1999 y 2001. Estas explosiones de actividad de meteoros se ven mejor cuando el objeto padre, el cometa 55P / Tempel-Tuttle, está cerca del perihelio (aproximación más cercana al sol). Sin embargo, no es el material fresco que vemos del cometa, sino más bien los restos de los retornos anteriores que también son más densos al mismo tiempo.    Desafortunadamente, parece que la Tierra no se encontrará con densas nubes de escombros hasta 2099. Por lo tanto, cuando el cometa regrese en 2031 y 2064, no habrá tormentas de meteoros, pero tal vez varias buenas muestras de actividad de Leonidas cuando las tasas sean superiores a 100 por hora. Lo mejor que podemos esperar por ahora hasta el año 2030 son picos de alrededor de 15 meteoros por hora y quizás un estallido débil ocasional cuando la tierra pasa cerca de un rastro de escombros.   El color de estos meteoros es generalmente rojizo, son muy rápidos, ya que la Tierra los encuentra de frente, y con frecuencia dejan tras sí una estela de color verde que persiste durante unos pocos segundos. Su distribución a lo largo de la órbita no es uniforme, por cuanto están concentrados en un enjambre más denso que ha dado lugar a las grandes lluvias de estrellas.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Leo, más específicamente a la estrella Algieba, vecina de Regulus. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.     
    11. 11

      Gemínidas - 13-14 de Diciembre

      Descripción Las Gemínidas suelen ser la lluvia de meteoros más intensa del año y los entusiastas de los meteoros seguramente rodearán el 13 y 14 de diciembre en sus calendarios. Esta es la única lluvia de estrellas importante que proporciona una buena actividad antes de la medianoche, ya que la constelación de Géminis está bien ubicada desde las 22:00 en adelante. Las Gemínidas son a menudo brillantes e intensamente coloreadas. Debido a su velocidad media-lenta, generalmente no se ven trazos persistentes. Estos meteoros también se ven en el hemisferio sur, pero solo durante la mitad de la noche y a un ritmo reducido.   Para observar las Gemínidas hay que tener en cuenta que el número de estrellas fugaces que se verán puede variar de un año para otro. Por tanto, la previsión de 120 meteoros por minuto, es una aproximación y hace referencia al momento del máximo. Por otra parte, el lugar de observación es fundamental disfrutar del evento. En la medida en la que el cielo sea más oscuro, y con menor contaminación lumínica, más meteoros podrán observarse.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de Géminis, más específicamente a la estrella Castor. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.       
    12. 12

      Úrsidas - 21-22 de Diciembre

      Descripción Las Úrsidas a menudo se desestiman debido al hecho de que alcanza su punto máximo justo antes de Navidad y las tasas son mucho menores que las de Gemínidas, que alcanza su punto máximo una semana antes de las Úrsidas. Los observadores normalmente verán 5-10 úrsidas por hora durante las últimas horas de la mañana en la fecha de máxima actividad. Ha habido ocurrencias ocasionales cuando las tasas de meteoros han excedido de 25 por hora. Estas explosiones parecen no estar relacionadas con las fechas del perihelio del cometa 8P / Tuttle.    Esta lluvia es estrictamente un evento del hemisferio norte ya que el radiante no puede despejar el horizonte o lo hace simultáneamente con el comienzo del crepúsculo matutino como se ve desde los trópicos del sur.   ¿Cómo observarla? Las lluvias de estrellas tienen su nombre en función a la constelación desde la que parecen venir las estrellas. En este caso tenemos que observar hacia la constelación de la Osa Menor, más específicamente a la estrella Kochab. Dicha zona se llama radiante y está representado por la imagen a continuación.             
×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Términos y condiciones de uso de Espacio Profundo