Jump to content
Astronomia - Espacio Profundo
gianse54

Murió Arthur C. Clarke

Recommended Posts

gianse54

Una Mala Noticia

Murió Arthur C. Clarke, referente de la ciencia ficción

El escritor nació en Inglaterra en 1917 pero vivía en la isla de Sri Lanka desde 1959. Produjo más de 90 libros a lo largo de su carrera, y previó el desarrollo de las comunicaciones por satélite. Científico y autor. CELEBRIDAD. En reconocimiento a sus logros, un asteroide y una especie de dinosaurio llevan su nombre. REUTERS

Aventurarse hacia lo imposible

Clarke es uno de los clásicos indiscutidos de la ciencia ficción. “La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible” dijo quien en su último cumpleaños, en diciembre de 2007, expresó su deseo de recibir un llamado telefónico de E.T.

SRI LAN­KA.- El es­cri­tor bri­tá­ni­co de cien­cia fic­ción Art­hur C. Clar­ke fa­lle­ció ayer en un hos­pi­tal de Sri Lan­ka a la edad de 90 años, anun­ció su ayu­dan­te Ro­han de Sil­va.

Au­tor del li­bro que ins­pi­ró al di­rec­tor de ci­ne Stan­ley Ku­brick pa­ra el clá­si­co “2001, Odi­sea del es­pa­cio”, Clar­ke ha­bía si­do hos­pi­ta­li­za­do en di­ver­sas oca­sio­nes por una in­su­fi­cien­cia res­pi­ra­to­ria des­pués de su 90º ani­ver­sa­rio, en di­ciem­bre pa­sa­do.

“Sir Art­hur aca­ba de mo­rir en el Hos­pi­tal Apo­llo” de Co­lom­bo, in­di­có Da Sil­va.

Clar­ke, que en 1945 pre­vió el de­sa­rro­llo de las co­mu­ni­ca­cio­nes por sa­té­li­te, es­cri­bió más de 90 li­bros a lo lar­go de su ca­rre­ra. Era el más cé­le­bre de los ex­tran­je­ros re­si­den­tes en Sri Lan­ka, en don­de una aca­de­mia lle­va su nom­bre.

Sin lu­gar a du­das, el im­pac­to que pro­du­jo el fil­me de Ku­brick en 1968 con­tri­bu­yó a acre­cen­tar la fa­ma de Clar­ke, pe­ro sus me­re­ci­mien­tos ya le ha­bían garan­ti­za­do un lu­gar de pri­vi­le­gio en­tre los es­cri­to­res de cien­cia fic­ción mu­cho an­tes de que se es­tre­na­ra la po­lé­mi­ca pe­lí­cu­la. Es que Clar­ke tie­ne en su obra otros tí­tu­los mu­cho más re­le­van­tes que la bre­ve no­ve­la que ins­pi­ró a Ku­brick: “El fin de la in­fan­cia” (1953) y “Ci­ta con Ra­ma” (1973) son al­gu­nas de ellas.

Art­hur Char­les Clar­ke na­ció el 16 de di­ciem­bre de 1917 en Mi­ne­head, So­mer­set, en In­gla­te­rra; cuan­do te­nía 19 años se mu­dó a Lon­dres pa­ra de­di­car­se al es­tu­dio de cien­cias, pe­ro pa­ra­le­la­men­te co­men­zó a de­sa­rro­llar una ca­rre­ra co­mo es­cri­tor; fi­nal­men­te, la li­te­ra­tu­ra des­pla­zó a las cien­cias, y en 1937 pu­bli­có su pri­mer re­la­to de cien­cia fic­ción.

El co­mien­zo de la II Gue­rra Mun­dial lo obli­gó a aban­do­nar tem­po­ral­men­te su ta­rea co­mo au­tor ; du­ran­te el con­flic­to se es­pe­cia­li­zó en la ope­ra­ción de ra­da­res y sir­vió en la Fuer­za Aé­rea bri­tá­ni­ca.

An­ti­ci­pa­ción cien­tí­fi­ca

Clar­ke se de­di­có al es­tu­dio de la co­mu­ni­ca­ción sa­te­li­tal a tra­vés de me­ca­nis­mos ins­ta­la­dos en ór­bi­tas geoes­ta­cio­na­rias; en 1945 pu­bli­có un en­sa­yo so­bre el te­ma que años más tar­de se­ría apli­ca­do en la prác­ti­ca. En ho­nor a su ta­rea y a la ela­bo­ra­ción de es­ta teo­ría, la ór­bi­ta en la que se ubi­can los sa­té­li­tes de co­mu­ni­ca­cio­nes en la ac­tua­li­dad se de­no­mi­na “Or­bi­ta de Clar­ke”.

Des­pués de la fi­na­li­za­ción de la gue­rra, vol­vie­ron a pu­bli­car­se ar­tí­cu­los de cien­cia fic­ción fir­ma­dos por Clar­ke has­ta que al­can­zó una re­per­cu­sión con­sa­gra­to­ria con la apa­ri­ción de “El fin de la in­fan­cia”, con­si­de­ra­da una de las obras maes­tras del gé­ne­ro.

La cre­cien­te fa­ma de Clar­ke co­mo uno de los más con­sis­ten­tes au­to­res de cien­cia fic­ción re­ci­bió un nue­vo im­pul­so con la pu­bli­ca­ción de “El fin de la in­fan­cia”. La apa­ri­ción de “La ciu­dad y las es­tre­llas”, una so­bre­co­ge­do­ra an­ti­ci­pa­ción de los efec­tos de la tec­no­lo­gía apli­ca­da al de­sa­rro­llo de una ciu­dad en un pla­ne­ta de­vas­ta­do, ter­mi­nó de con­so­li­dar su bien ga­na­da fa­ma de cien­tí­fi­co de­di­ca­do a la li­te­ra­tu­ra.

La ca­rre­ra es­pa­cial

A fi­nes de la dé­ca­da del 60, Clar­ke par­ti­ci­pó des­de la ca­de­na de te­le­vi­sión es­ta­dou­ni­den­se CBS de las trans­mi­sio­nes or­ga­ni­za­das pa­ra di­fun­dir la lle­ga­da del hom­bre a la Lu­na; jun­to con el as­tro­nau­ta nor­tea­me­ri­ca­no Wally Schi­rra co­men­tó el alu­ni­za­je de la cáp­su­la Apo­lo. El es­cri­tor tam­bién par­ti­ci­pó de las trans­mi­sio­nes que rea­li­zó la ca­de­na de te­le­vi­sión so­bre las mi­sio­nes Apo­lo 12 y Apo­lo 15.

Clar­ke fi­jó su re­si­den­cia en Sri Lan­ka en 1956. Des­de allí lan­zó en 1973 “Ci­ta con Ra­ma” (una de las no­ve­las más pre­mia­das del gé­ne­ro). La obra in­ció una se­rie que con­ti­nuó en 1989, 1991 y 1993. Ga­nó el pre­mio Hu­go (una suer­te de No­bel den­tro de la cien­cia fic­ción) en 1973 y, nue­va­men­te, en 1980 por “Fuen­tes del pa­raí­so”.

En la obra de Clar­ke se des­ta­ca una úl­ti­ma eta­pa, a fi­na­les de los ‘80 y en los ‘90, don­de com­par­te la au­to­ría de sus prin­ci­pa­les tí­tu­los, cie­rra sus gran­des sa­gas (Ra­ma y 2001), y mues­tra un per­fil cla­ra­men­te po­lí­ti­co-so­cial co­mo en “Fac­tor De­to­nan­te” o “Sis­mo Gra­do 10”, sin per­der el ca­rác­ter de obra de cien­cia fic­ción. Su ri­gu­ro­si­dad cien­tí­fi­ca lo lle­vó a ser in­clui­do en­tre los au­to­res de cien­cia fic­ción du­ra

En su ho­nor, se bau­ti­zó con su nom­bre a un as­te­roi­de, 4923, y una es­pe­cie de di­no­sau­rio ce­ra­top­sia­no, el Se­ren­di­pa­ce­ra­tops art­hurc­clar­kei des­cu­bier­to en Aus­tra­lia. (Télam-NA-Es­pe­cial)

Despues de esta noticia espero que tengan un buen dia

Share this post


Link to post
Share on other sites
ramirotorres

Mirá vos Jorge, yo soy admirador de Clarke. :cry:

Lo único que puedo decirte George que a juzgar por la foto estás hecho pelota :lol::lol:

No en serio, gracias por el aviso, gran escritor, una lástima su deceso, y una mente brillante menos. :cry:

Saludos.

Share this post


Link to post
Share on other sites
Borges

Hoy en la madrugada le decía a Jorgito, que el que siempre nos trae noticias al foro, hoy le tocó darnos la mala. -

Gracias por tenerme en cuenta y avisarme. Como te dije, pierdo con Clarke un pedacito de mi juventud, en la que él sin saberlo, me hizo pensar y maravillarme y me acompañó con sus libros y comentarios. -

También me viene a la mente una frase latina: Memento Mori (tiene varias traducciones pero sería "recuerda que has de morir". -

Abrazos

Share this post


Link to post
Share on other sites
gianse54

Por eso digo que cuando me voy voy a dormir es como pedirle unas horas adelantadas a la muerte (Dante Alighieri). :idea:

UN abrazo

Share this post


Link to post
Share on other sites
RITCHIE

Realmente lo voy a extrañar...es una verdadera pena...

Sir.jpg.2ad1899b2c7b4c04c879eb9a59ee399e

Share this post


Link to post
Share on other sites
Mariano de Paraná

Creo que es una gran pérdida la muerte de este hombre.

Saludos.

Share this post


Link to post
Share on other sites
Ernesto

El amigo Fikkus ya abrió un post anunciando el fallecimiento de Arthur C. Clarke; sería bueno que se pueda unificar con éste.

Abrazos

Share this post


Link to post
Share on other sites
Guest
This topic is now closed to further replies.

×
×
  • Create New...

Important Information

Términos y condiciones de uso de Espacio Profundo