Jump to content
Astronomia - Espacio Profundo
  • Registrate

    Registrate en Espacio Profundo y participa de la comunidad más grande de Astronomía Amateur de habla hispana!

AlbertR

¿Cuál es el planeta más cercano a la Tierra? [ … ] No, no es ese que acabas de decir :)

Publicaciones recomendadas

AlbertR

Cuando a un astrónomo aficionado como nosotros nos preguntan “¿cuál es el planeta más cercano a la Tierra?”, contestamos orgullosos de nuestros conocimientos y sin dudar: Venus, y a continuación Marte, Mercurio, Júpiter, Saturno, … La respuesta que damos sería correcta si lo que nos hubiesen preguntado hubiese sido: “¿cuál es el planeta que más se acerca a la Tierra?”


Pero la pregunta ha sido “¿cuál es el planeta más cercano a la Tierra?” Y “más cercano” podría no ser lo mismo que “el que más se acerca”, veamos: Dado que la distancia entre cualquier planeta y la Tierra está continuamente variando, ¿qué se entendería por “distancia a la Tierra”? Suele ser habitual en situaciones de magnitudes variables que tomemos la media como el valor significativo, no el mínimo o el máximo. Así, a la pregunta “¿cuál es el planeta más cercano a la Tierra?” también podríamos responder dando el nombre del planeta cuya distancia media a la Tierra sea la menor. ¿Será también Venus y después Marte? Pues no. El planeta de menor distancia media a la Tierra es Mercurio.


Para órbitas circulares coplanarias, la distancia media se calcula mediante una integral elíptica, podéis ver lo detalles en el artículo "Venus is not Earth’s closest neighbor"

  • Con el criterio de distancia mínima, el orden es Venus 0.277 UA, Marte 0.524 UA y Mercurio 0.613 UA.
  • Pero con el criterio de menor distancia media el orden es Mercurio 1.0378 UA, Venus 1.1358 UA y Marte 1.6928 UA.
  • Además, el porcentaje de tiempo en el que cada uno de estos tres planetas está más cerca de la Tierra es Mercurio, el 46% del tiempo, Venus el 36% y Marte el 18%

 

1434248821_DistanciaTierra.png.c87abcf3284ce8bb5bfacfa738babb2d.png

 

Podéis ver bonita simulación en el vídeo: Mercury is the closest planet to all seven other planets

 

 

¿Qué responderemos a partir de ahora cuando nos pregunten cuál es el planeta más cercano a la Tierra? Nuestra respuesta podrá ser mucho más rica que antes, "Depende muchacho, de lo que se interprete como más cercano, bla, bla, bla,..."  🙂 Saludos.

 

Fuente: Venus is not Earth’s closest neighbor

  • Like 5
  • Thanks 1

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Hal9000

Al parecer segun el video, esto tiene que ver conque mercurio se mueve muy rapido alrededor del sol, por ende esta muy poco tiempo del lado "opuesto", mejorando el promedio de las distancias con respecto a venus.

Siguiendo este criterio, si jupiter tuviera un movimiento de traslacion muchisimo mas rapido que la tierra (algo imposible), es decir, que diera una vuelta al sol 3 o 4 veces por cada una de la tierra, entonces probablemente seria mas "cercano" que marte.

Creo que en mi caso optaria por seguir afirmando que el planeta mas cercano, es el que tiene su orbita mas cercana, mas alla de su distancia promedio derivada de su movimiento de traslacion.

Igualmente resulta interesante, ya que es algo que la mayoria de nosotros nunca se cuestiono.

 

Saludos y gracias por compartir.

 

 

  • Haha 1

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
AlbertR

Gracias por comentar 🙂

 

hace 4 horas, Hal9000 dijo:

...Creo que en mi caso optaría por seguir afirmando que el planeta mas cercano, es el que tiene su órbita mas cercana, mas allá de su distancia promedio derivada de su movimiento de traslación ...

 

OK, déjame seguir bromeando, imagina que te proponen un juego:

 

Se selecciona completamente al azar un día cualquiera de los últimos 20 mil años. Sin poder hacer ningún cálculo, inmediatamente después de la selección, debes apostar a cuál era el planeta más cercano a la Tierra al mediodía del día seleccionado. La apuesta es de 100 Euros. Si pierdes, pierdes los 100€ y si ganas te dan 140€ de beneficio. Podrás jugar todas las veces que quieras.

 

¿Aceptarás jugar? Si aceptas, ¿apostarás a Venus?

 

🙂 Saludos. 

Editado por AlbertR

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
juanca

 

De puro comedido nomás me meto entre dos gigantes. Puse en stellarium año 999 Mercurio figura a 1,32 ua y Venus a 0,6 ua . No se si hice bien ni si tiene valor este mensaje, de todos modos es un tema que llama la atención. IGNORAR EL MENSAJE. al segundo intento me dió distinto,😡

Editado por juanca

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
Hal9000
hace 3 minutos, AlbertR dijo:

¿Aceptarás jugar? Si aceptas, ¿apostarás a Venus?

 

Seguro que no apostaria a Venus, de ninguna manera.

 

Pero si tuviera que "viajar" , al mas cercano, elegiria venus, a menos que no pudiera decidir la fecha del viaje, en ese caso seria mercurio el que este mas cerca con mayor probabilidad. La diferencia esta en la fecha.

 

Creo que se intenta diferenciar el concepto de el "planeta mas cercano en un determinado momento", o en promedio, con el planeta de "la orbita mas cercana", que es el que siempre usamos. De hecho puede ser probable que el Sol, este mas cercano que marte en promedio, y en determinado momento (no promedio) seria el Sol, el astro mas cercano que mercurio, marte o venus.

Tambien se puede mencionar, la minima distancia posible, recta, entre la tierra y cualquier planeta, no seria la distancia ni el camino a recorrer en caso de un viaje a ese planeta, debido a las prolongadas duraciones del mismo, y las interacciones de gravedad y orbitas, sino una curva mas bien un poco rara.... donde se viaja hacia un punto donde el cuerpo aun no esta, dejando la inercia de un cuerpo para entrar a la velocidad del otro cuerpo celeste. Aqui es donde nuevamente la "distancia" tiene otro sentido, y no es ninguna de las medidas convencionales. Dependera de cual sea el objetivo de la medicion, la medida de la distancia real, llamese relatividad.

 

Creo que esta muy bueno este ejercicio para entender la dinámica del sistema solar, y no verlo como siempre se grafica cuando nos enseñan de chicos, de una manera más "estática".

 

hace 3 minutos, juanca dijo:

 

De puro comedido nomás me meto entre dos gigantes. Puse en stellarium año 999 Mercurio figura a 1,32 ua y Venus a 0,6 ua . No se si hice bien ni si tiene valor este mensaje, de todos modos es un tema que llama la atención.

Excelente ejemplo .

PD: no concuerdo con lo de "gigante", aca somos todos aprendices !!.

 

Saludos

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
fsr

Medio tirado de los pelos usar la distancia promedio. Hubieran usado el criterio de que planeta es el más cercano en un instante determinado, para eso.


Fernando

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web
jordix

ciertamente como dice hal9000 para los que no entendemos una papa a esa pregunta respondes pensando en la orbita mas cercana, aunque es interesante pensarlo de otras formas no tan "estaticas" como bien dice.


Oculares: ES 24mm 68º, SW Nirvana 16mm 82ª, ES 8.8mm 82º, ES 6,7mm 82º, Hyperion 5mm 68º.

Filtros: Skyglow, CLS, UHC y OIII, #80A, #82A, #11, #12 y mas colores inutiles...:burlon

Compartir este mensaje


Enlace al mensaje
Compartir en otros sitios web

Crear una cuenta o conéctate para comentar

Tienes que ser miembro para dejar un comentario

Crear una cuenta

Regístrese para obtener una cuenta nueva en nuestra comunidad. ¡Es fácil!

Registrar una nueva cuenta

Conectar

¿Ya tienes una cuenta? Conéctate aquí.

Conectar ahora

  • Duoptic Telescopios

  • Contenido similar

    • AlbertR
      Por AlbertR
      En un área que se extiende desde África hasta Sudamérica, el campo magnético de la Tierra se está debilitando paulatinamente. Este extraño comportamiento desconcierta a los geofísicos y está provocando perturbaciones técnicas en los satélites que orbitan la Tierra. Los científicos están usando datos de los satélites  Swarm de la Agencia Europea del Espacio (ESA) para estudiar este área, denominada como "la anomalía del Atlántico Sur”
       
      El campo magnético terrestre es fundamental para la existencia de la vida en la Tierra ya que nos protege de la radiación cósmica y de las partículas cargadas procedentes del Sol. El campo es en gran parte generado por un océano de hierro fundido ultracaliente y turbulento que constituye el núcleo exterior de la Tierra, a unos 3.000 km bajo la superficie. Actúa como el conductor giratorio de la dinamo de una bicicleta, creando corrientes eléctricas que, a su vez, generan el campo magnético, que se halla en constante cambio.
       
      Este campo no es en absoluto estático y varía tanto en intensidad como en dirección. En los últimos doscientos años, el campo magnético ha perdido, de media global, alrededor del 9 % de su intensidad. Entre África y Sudamérica se ha formado una extensa región de menor intensidad magnética, lo que se conoce como la anomalía del Atlántico Sur.
       
      Los puntos blancos en el mapa indican eventos individuales cuando los instrumentos Swarm registran un impacto de radiación, desde abril de 2014 hasta agosto de 2019. El fondo es la intensidad del campo magnético a la altitud del satélite, de 450 km.
       
      Entre 1970 y 2020, la intensidad mínima del campo en esta zona ha descendido desde alrededor de 24 a 22 microtesla, al tiempo que el área de la anomalía ha aumentado y se ha desplazado hacia el oeste a un ritmo de unos 20 km al año. Además, en los últimos cinco años ha surgido un segundo centro de intensidad mínima al suroeste de África, lo que sugiere que la anomalía del Atlántico Sur podría estar dividiéndose en dos. El campo magnético terrestre suele representarse como una barra dipolar en el centro del planeta, inclinada unos 11° con respecto al eje de rotación. Sin embargo, el crecimiento de la anomalía del Atlántico Sur indica que los procesos involucrados en la generación del campo magnético son mucho más complejos. El modelo dipolar es incapaz de explicar la reciente aparición del segundo mínimo.
       
      Los científicos del Grupo de Datos, Innovación y Ciencia Swarm (DISC) están empleando los datos de la constelación de satélites Swarm para intentar entender esta anomalía. Los satélites Swarm están diseñados para identificar y medir con precisión las distintas señales magnéticas que conforman el campo magnético de la Tierra. El nuevo mínimo oriental de la anomalía del Atlántico Sur lleva una década formándose, aunque en los últimos años se ha acelerado su desarrollo. Los datos proporcionados por los satélites Swarm permiten investigar la evolución de esta anomalía. Ahora el reto es entender qué procesos en el núcleo terrestre están provocando estos cambios.
       
      Se ha especulado sobre si el actual debilitamiento del campo magnético es una señal de que la Tierra se acerca a una inminente inversión entre los polos norte y sur, que se intercambiarían. Este fenómeno se ha producido muchas veces a lo largo de la historia de nuestro planeta y no sería de extrañar que sucediese ahora teniendo en cuenta la frecuencia media a la que tiene lugar esta inversión (cada 250.000 años aproximadamente), pero el descenso en la intensidad que se está produciendo en estos momentos en el Atlántico Sur entra dentro de lo que se consideran niveles de fluctuación normales.
       
      A nivel superficial, la anomalía del Atlántico Sur no es motivo de alarma. No obstante su existencia hace más probable que los satélites y otras naves que sobrevuelen la zona puedan experimentar fallos técnicos, dada la mayor debilidad del campo magnético en esa región, lo que permite que las partículas cargadas penetren hasta las altitudes de los satélites en órbita baja terrestre. Fuente: Swarm probes weakening of Earth’s magnetic field
       
      El misterio del origen de la anomalía del Atlántico Sur aún está por resolver. Como lo está el misterio de la aceleración del movimiento del polo norte magnético en los últimos años. A diferencia del Polo Norte Geográfico, que se encuentra en una ubicación fija, el norte magnético deambula.
       

       
      Esto es algo que se conoce desde que se midió por primera vez en 1831, y posteriormente se mapeó su lenta deriva desde el Ártico Canadiense hacia Siberia. Resulta que entre 1990 y 2005, el norte magnético aceleró desde su velocidad histórica de entre 0~15 km al año, hasta su velocidad actual de 50~60 km al año. A finales de octubre de 2017, cruzó la línea internacional de cambio de fecha, pasando a 390 km del polo norte geográfico, y ahora se dirige hacia el sur:
       
       
      Fuente: Recent north magnetic pole acceleration towards Siberia caused by flux lobe elongation
       
      Sin duda es un tema apasionante, saludos 🙂
    • Tofol
      Por Tofol
      Hola, tenía una duda (curiosidad) del porque en todas las fotos de la tierra, esta se muestra perfectamente esférica, mientras que en otras imágenes hechas por ordenador que dicen ser la verdadera forma de la tierra se muestra de una forma mucho mas amorfa (parecida a una patata). Gracias 

    • AlbertR
      Por AlbertR
      ¿Recordáis el descubrimiento hace dos años y medio del exoplaneta Próxima b ? Pues he viso que ScienceAdvances publicó anteayer un estudio en el que detalla que ha hallado indicios muy serios de que podría haber un 2º planeta girando en torno a Próxima Centauri, la estrella más cercana al sistema solar. El candidato "Próxima c" sería una supertierra (o un minineptuno) de 5.8 masas terrestres que tardaría 5.21 años en una traslación en torno a la estrella a una distancia de 1.5 UA. Los indicios provienen del método de la velocidad radial.
       
      Las observaciones, que abarcan un total de diecisiete años, han revelado la presencia de una señal con un período de 5,2 años compatible con la existencia de un segundo planeta en torno a 'Próxima Centauri', con una masa mínima de unas seis veces la de la Tierra. Aunque la señal parece muy convincente, aún no es descartable que pueda ser debida a otros factores, como por ejemplo algún ciclo de actividad magnética estelar.
       
      Habrá que esperar a nuevas observaciones que confirmen o desmientan su existencia, la señal detectada se encuentra en el límite de las capacidades instrumentales actuales. Hay esperanzas que los datos astrométricos tomados con el satélite Gaia jueguen un papel decisivo para confirmar la existencia de Próxima c. El estudio: A low-mass planet candidate orbiting Proxima Centauri at a distance of 1.5 AU. Observad que uno de los firmantes de este estudio es Guillem Anglada-Escudé, el descubridor de Próxima b.
       
      Saludos.
    • AlbertR
      Por AlbertR
      La NASA acaba de publicar un libro titulado "Earth at night", con "deslumbrantes fotografías e imágenes desde el espacio de las luces nocturnas de nuestro planeta que han cautivado la atención del público durante décadas"
       
      El nuevo ebook de 200 páginas de la NASA incluye más de 150 imágenes de nuestro planeta en la oscuridad capturadas desde el espacio por satélites y astronautas que observan la Tierra en la Estación Espacial Internacional durante los últimos 25 años. Las imágenes revelan cómo la actividad humana y los fenómenos naturales iluminan la oscuridad en todo el mundo, representando la intrincada estructura de ciudades, incendios forestales y volcanes furiosos, auroras bailando en los cielos polares, la luz de la luna reflejándose en la nieve y los desiertos, y otras teatrales escenas terrenales.
       
      Además de las imágenes, el libro cuenta cómo los científicos usan estas observaciones para estudiar nuestro planeta cambiante y ayudar a los "tomadores de decisiones" en áreas tales como el uso sostenible de la energía y la respuesta a desastres.
       
      Podéis descargarlo gratuitamente en: Earth at Night
       
      Ojalá lo disfrutéis, saludos 😀
       
    • AlbertR
      Por AlbertR
      Un artículo recién publicado por científicos de la NASA y de la Administración Nacional de Seguridad Nuclear analiza la mejor manera de evitar el impacto de un asteroide que se dirige hacia la Tierra. La conclusión es que, por encima de cierto tamaño, (de aproximadamente unos 300 metros de diámetro), lo mejor que se puede hacer es lanzarle una bomba, (sí, je, je, como en las películas, 🤣 pero con importantes diferencias) En las películas se detona un arma nuclear en el propio asteroide y éste se rompe en pedazos. Pero eso no parece una buena idea: no se puede estar seguro de lo que sucederá con los trozos. En lugar de un solo gran asteroide que se dirige hacia nosotros, ahora tendríamos cientos de otros ligeramente más pequeños y además radiactivos.

      Lo que realmente parece eficiente es lo que se llama una "detonación de alejamiento". Se hace explotar la bomba a cierta distancia del asteroide (aproximadamente a 50-1000 metros de la superficie). El objetivo no es destruirlo, sino calentarlo, calentarlo muchísimo. Aunque hay un pulso térmico de la bomba sobre el asteroide, esa no es la forma principal de calentamiento eficaz. La bomba genera un enorme pulso de rayos X, rayos Gamma y neutrones de alta energía. Estos penetran la superficie y son absorbidos por el material bajo la superficie creando vapor.

      En el estudio han utilizado modelos informáticos sofisticados que tienen en cuenta todos los factores físicos, para ver qué tan eficiente es el mecanismo explosivo para mover un asteroide amenazante. Como sujeto de prueba, eligieron nuestro viejo conocido Bennu, un conglomerado de escombros rocosos de 500 metros de diámetro que actualmente está siendo examinado por la misión OSIRIS-REx de la NASA. La razón de ésto es que tenemos muchos y buenos datos de él, incluida su forma, densidad, etc., pero también porque a medida que avanza la misión obtendremos datos aún mejores. También porque es una misión de retorno de muestras, por lo que los científicos podrán conocer la composición exacta del material de la superficie, ayudando a mejorar los modelos.
       

      Una simulación de supercomputadora realizada por el físico Mike Owen de LLNL ilustra cómo una detonación nuclear de 1 megatón podría impartir suficiente energía en la superficie del asteroide Bennu para desviarlo de su curso, si estuviera en una trayectoria de colisión con la Tierra. El punto negro es la ubicación de la detonación simulada, a unos 100 metros de la superficie del ecuador. Los colores muestran dónde los rayos X calentarían una capa delgada de material de la superficie. Las áreas azules se calentarían, pero no lo suficiente como para expulsar material. Todas las demás áreas coloreadas depositarían suficiente energía para expulsar el material de la superficie y alterar la velocidad y trayectoria del asteroide.

      La gran cantidad de energía depositada en el asteroide vaporizará mucho material. Esto sucede muy rápido (una fracción de milisegundo) de forma que el material se expande violentamente. Obtendremos una gran cantidad de gas expandiéndose extremadamente rápido ... que es más o menos la descripción de cómo funciona un cohete. Este gas en expansión empuja al asteroide, creando una fuerza que modifica un poco su velocidad, su vector velocidad, no solo el módulo sino también la dirección. Eso es exactamente lo que se desea. Con el tiempo, incluso un pequeño cambio en la velocidad puede hacer que el asteroide “pierda” el objetivo de la Tierra.
       
      La cantidad de desviación depende de muchos factores: la masa del asteroide, su forma y tamaño, el material en la superficie, la porosidad de ese material, su resistencia estructural, el tipo de bomba, el rendimiento explosivo de la bomba, y la distancia de separación de la explosión. De hecho, eso es lo que esta investigación está tratando de descubrir, cómo todos esos factores juegan en la cantidad de desviación. Los modelos han descubierto que la vaporización de la superficie a través de la bomba nuclear funciona bastante bien para un asteroide como Bennu, le produce una desviación de velocidad de aproximadamente 6 cm/s. Eso no es mucho, pero con un tiempo de anticipación de 13 años, eso sería suficiente. Resumiendo, si tenemos tiempo suficiente antes del impacto, una detonación nuclear extrasuperficial es suficiente para desviar al asteroide.

      Hay indicios de que podría ser aún mejor. Aunque no pudieron modelar esto en detalle, notaron que el material vaporizado que se expande rápidamente creará una onda de presión bastante grande, comprimiendo el material sólido debajo de él. Esto irónicamente, es similar a lo que sucede en un impacto de un meteorito en la Tierra. Esa compresión excavará un cráter en la superficie del asteroide, y ese material también será expulsado. Esto agrega un impulso extra, desviando el asteroide aún más. Calculan que para asteroides como Bennu esto podría reducir el tiempo de anticipación necesario a solo 3 ó 4 años. Y eso es una muy buena noticia.

      El estudio también compara la explosión extrasuperficial de una bomba con un impactador cinético, es decir golpear al asteroide tan fuerte como sea posible con un cohete. El impactador cinético también cambia la velocidad y la dirección, pero en el estudio deducen que esto puede funcionar bien hasta un tamaño de asteroide de unos 300 metros, pero si es más grande que eso, una bomba nuclear es más eficiente.
       

      Todavía hay mucha modelación y simulación por hacer, ya que todavía hay mucho que no sabemos sobre los asteroides, pero este trabajo es pionero y esperanzador. El documento científico, (observad que permite descargar gratis el pdf completo) está en: Options and uncertainties in planetary defense: Impulse-dependent response and the physical properties of asteroids

      Información adicional en: Nuclear impulse could deflect massive asteroid y también en Options and uncertainties in planetary defense: Mission planning and vehicle design for flexible response
       
      Saludos.
       
×
×
  • Crear nuevo...

Información importante

Términos y condiciones de uso de Espacio Profundo